Para cerrar el acto, Amancio Prada interpretó tres de sus poemas cantados - ABC

La voz de los poetas castellano y leoneses se hace fuerte en la FIL

«Escribo porque nadie me lo pide», señaló Esperanza Ortega, que junto a otros autores convirtió la lectura en un acto «memorable»

ABC
GUADALAJARA Actualizado:

La Vinoteca del pabellón de Castilla y León en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (México) se llenó el pasado viernes de público para escuchar algunos versos de ocho señalados autores de la Comunidad que participan en este certamen.

La mesa, moderada por el autor y periodista Carlos Aganzo, director de El Norte de Castilla, contó con la presencia de César Augusto Ayuso, Antonio Colinas, Esperanza Ortega, José María Muñoz Quirós, Fermín Herrero y José Luis Puerto. Cada uno de ellos leyó una breve selección de su obra, permitiendo al público apreciar el contraste de voces y estilos. Para cerrar, Amancio Prada interpretó tres de sus poemas cantados.

De esta forma, los asistentes al encuentro pudieron vivir una sesión de lectura poética «amena e íntima», donde los autores compartieron su arte con una audiencia «ávida de buenas letras» y se mostraron convencidos de que «ninguno de los asistentes salió decepcionado», informaron fuentes de la Consejería de Cultura y Turismo.

Antes de concluir su intervención, Esperanza Ortega leyó un texto suyo donde expresa la voluntad del autor frente a la hoja en blanco e impulsado por un inexcusable impulso expresivo. «Escribo porque nadie me lo pide», dijo la escritora de Palencia en el acto, que se convirtió en una lectura «memorable». Durante la jornada también fue homenajeado el restaurador Javier Rivera Blanco, uno de los mayores expertos españoles en patrimonio histórico. El catedrático, que recogió visiblemente emocionado la distinción, se mostró muy agradecido tanto a Méxicomo a la Feria.