Imagen del incendio desde la localidad berciana de Barjas. - ICAL

El incendio en Barjas sigue activo con más de cien hectáreas afectadas

El fuego rodeó el entorno de la conocida «Peña del Seo» y llegó a alcanzar Corullón

PONFERRADA Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El incendio forestal registrado en montes del pueblo de Mosteirós, en el municipio berciano de Barjas, se ha convertido en el foco de fuego más importante registrado en la provincia de León en lo que llevamos de este verano. Según los informes preliminares difundidos por el Servicio de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, las llamas, provocadas, ya han quemado una superficie estimada de cien hectáreas de matorrales de brezo y mata de roble.

El fuego rodeó el entorno de la conocida como «Peña del Seo» y alcanzó, a media mañana de ayer, el vecino término municipal de Corullón. A última hora de la tarde, el fuego seguía activo y ya se daba por hecho que iba a continuar en este estado durante toda la noche, por lo que la superficie afectada será mucho mayor de la prevista a mediodía.

El siniestro, que se inició en la tarde del domingo, obligó a activar el nivel de alerta 1 del Plan Infocal, por la evidencia de que su extinción se prolongaría durante más de doce horas. Por suerte, en ningún momento hubo riesgo para los pueblos del entorno.

La complicada orografía de esa zona, especialmente montañosa, hizo necesario un importante despliegue de medios aéreos. De hecho, el operativo de lucha contra el fuego trasladó hasta allí a seis helicópteros, además de dos hidroaviones, llegados desde la base zamorana de Rosinos, que efectuaron constantes descargas de agua sobre las llamas. Mientras, en tierra, trabajaban cuatro brigadas y cinco cuadrillas de tierra, dirigidas por ocho agentes ambientales y apoyadas por dos máquinas bulldozer, que se encargaron de abrir cortafuegos. El Gobierno regional también aplicó «contrafuegos» para intentar frenar el avance del incendio.

Inversión de millones

El alcalde de Barjas, Alfredo de Arriba, está convencido de que el incendio fue provocado. De hecho advierte que se propagó por el mismo lugar que cada «tres o cuatro años» se quema. En este sentido, aseguró que «de toda la vida» se trata de un ciclo. Es decir, cuando le «toca, lo queman y punto». En todo caso, el dirigente del municipio menos poblado del Bierzo no se resigna y reclama una intensa investigación para tratar de arrestar al autor del siniestro. De hecho, advierte sobre la necesidad de «insistir» en la investigación. Además, matiza que ahora no hay mucha gente en los pueblos por lo que es más fácil averiguar la autoría. El fuego salió a las cinco de la tarde (del domingo), desde una zona a la que sólo se puede acceder por un sitio. No parece difícil «preguntar». Al tiempo, Alfredo de Arriba planteó una reflexión sobre los «millones» (de euros) que se gastan en apagar incendios. Con ese dinero, se podría invertir en muchas cosas en los pueblos y «contribuir a la prevención».

Mientras, la Consejería de Medio Ambiente informaba anoche que había otros tres fuegos activos en la Comunidad, todos ellos en León. Sin que se conozca aún el alcance de los mismos, Encinedo parece que se lleva de nuevo la peor parte. Si ya protagonizó un incendio el pasado 5 de agosto, a primera hora de la tarde de ayer se iniciaba otro que provocó también el nivel 1 de Infocal. Con menos problemas, a priori, seguían ardiendo anoche terrenos en Castrocontrigo, Fabero y en La Pola de Gordón. Mientras, los fuegos surgidos en Candeleda, Salas de los Infantes, Vega de Infanzones y Villafranca del Bierzo, entre otros, fueron controlados o extinguidos a lo largo del día.