Delibes, un periodista eclipsado por la grandeza de su narrativa

Reivindican al autor vallisoletano como «referente absoluto» de la prensa española

ICAL
GUADALAJARA (MÉXICO) Actualizado:

La Feria Internacional del Libro de Guadalajara (México) acogió ayer la presentación del primero de los homenajes planteado por la Junta de Castilla y Léon a Miguel Delibes en el certamen. Los integrantes de la mesa redonda «Miguel Delibes: prensa, escritura y compromiso», que tendrá lugar hoy, adelantaron en su encuentro con los medios parte de los contenidos que abordarán. Así, el director de El Norte de Castilla, Carlos Aganzo; el cineasta Antonio Giménez-Rico; la directora de la Cátedra Miguel Delibes, Pilar Celma; y el escritor, amigo y biógrafo de Delibes, Ramón García, reivindicaron al periodista eclipsado por la grandeza de su obra narrativa, y aseguraron que el carácter del escritor, «encerrado en sí mismo e inasequible para editoriales que pretendían introducirle en el mundo del marketing» en palabras de Giménez-Rico, le privó de conquistar los mercados literarios latinoamericanos.

Pilar Celma fue la encargada de abrir el homenaje al «escritor que mejor representa el espíritu castellano, la tierra, los paisanos y los problemas de Castilla», que es a su vez el escritor castellano del siglo XX que ha sido traducido a más lenguas. «Podría parecer contradictorio que al ser un escritor tan arraigado a su tierra y localista en cierta medida, despierte tanto interés fuera de nuestras fronteras». Ramón García destacó a Delibes como referente absoluto de la prensa española, mientras Carlos Aganzo recordó que «cuando le censuraban, lo que no le dejaban decir desde la prensa lo decía en una novela». De esa forma, una obra como «Las ratas» fue su respuesta a las trabas que le pusieron desde el Ministerio en su campaña para defender el campo castellano. La capacidad de Miguel Delibes para traspasar fronteras fue otro de los temas planteados en el encuentro. En ese sentido, y ante la incredulidad de una profesora mexicana de que la obra del vallisoletano sea tan difícil de conseguir en las librerías de Latinoamérica, Giménez-Rico expuso su «teoría personal» al respecto: «Cuando un autor consigue reconocimiento fuera, no sólo lo logra a través de sus textos y novelas, sino de una operación de marketing propia, algo que Miguel siempre detestó».

Los «filandones»

Un día antes de este encuentro, el pasado domingo, las letras leonesas acapararon la atención en la presentación de la revista literaria trimestral «Luvina», que edita la Universidad de Guadalajara. El poeta bañezano Antonio Colinas y los «filandones» Juan José Aparicio, José María Merino y Alfonso García, consiguieron arrancar el aplauso y la sonrisa de un auditorio repleto.