INFORME DEL CGPJ

Crecen casi un 2% las rupturas matrimoniales en el primer trimestre del año

VALLADOLID Actualizado:

El número de rupturas matrimoniales se incrementó en el primer trimestre de este año un 1,9 por ciento en Castilla y León hasta situarse en las 1.339 frente a las 1.314 del mismo periodo del año pasado. Sin embargo, en el conjunto del país las separaciones, divorcios y nulidades matrimoniales aumentaron un 4,85 por ciento al pasar de las 31.571 a las 33.103, según los datos recabados por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

En ese sentido, entre enero y marzo de este año se contabilizaron en la Comunidad 114 separaciones, 43 no consensuadas y 71 consensuadas; 1.225 divorcios, 491 consensuados y 734 por acuerdo. En virtud de los datos estadísticos del CGPJ no se dictó ninguna nulidad matrimonial en el primer trimestre del año. Así, Castilla y León fue la séptima autonomía española en número de rupturas, por detrás de Andalucía (6.101), Cataluña (6.082), Madrid (4.411), Valencia (4.093), Galicia (1.869) y Canarias (1.736).

Asimismo, en otras diez comunidades autónomas se registraron menos rupturas que en Castilla y León. Éstas fueron Castilla-La Mancha (1.099), Murcia (1.024), Baleares (829), Asturias (826), Aragón (805), Extremadura (583), Cantabria (436), Navarra (383) y La Rioja (164). En total, en España se registraron 30.820 divorcios, 2.245 separaciones y 38 anulaciones. Así, en el primer trimestre del año se rompieron 368 matrimonios cada día, es decir, un enlace cada 3,9 minutos.

Menos rupturas en Soria

Por otra parte, Soria (46) fue, junto con Teruel, la provincia española con un menor de rupturas matrimoniales en el primer trimestre del año. Además, en la provincia de León fue donde más ciudadanos pusieron fin a su matrimonio con 310 rupturas, seguida de Valladolid con 304, Burgos con 199; Salamanca con 177; Palencia con 85; Zamora con 80; Ávila con 72 y Segovia con 66, en último lugar.

El Instituto de Política Familiar (IPF) calificó ayer estos datos como «graves» ya que se «ha incrementado en un 5 por ciento con respecto a 2009 en una situación de crisis en la que se ha ralentizado el número de matrimonios y de divorcios», informa Ep.