Villarrubia presume de «sintonía» con López y aplaude la bicefalia en el PSCL
Julio Villarrubia abraza a Heliodoro Gallego, minutos antes de anunciar su candidatura - ICAL

Villarrubia presume de «sintonía» con López y aplaude la bicefalia en el PSCL

Confirma que optará a liderar el partido, pero deja el camino libre por si el portavoz desea ser el candidato en 2015

PALENCIA Actualizado:

Ni siquiera la visita de algún ministro, pocas, en los ocho años consecutivos de gobierno del PSOE en España había levantado tanta expectación en la desvencijada sala de reuniones del PSOE de Palencia, que hace las veces de sala de prensa cuando algún cargo socialista palentino tiene algo que decir a la opinión pública a través de los medios de comunicación. Sin embargo, lo que tenía que decir ayer el que manda en el local, Julio Villarrubia, justificaba las apreturas a las que se vieron sometidos periodistas, compañeros de partido e incluso familiares directos del que está llamado a ser nuevo secretario general del PSCL.

A los cuatro minutos de la comparecencia, Julio Villarrubia anunció lo que ya se sabía desde la tarde del martes, que se presenta como candidato para ser el nuevo líder orgánico de los socialistas de la Comunidad a partir del 15 de abril, segundo y último día del Congreso Regional que dará el relevo a la actual ejecutiva de Óscar López. Conviene remarcar lo de liderazgo orgánico, porque Villarrubia tuvo que responder ayer varias veces sobre la vieja y poco fructífera costumbre bicefálica del PSOE de la Comunidad, propiciada en este caso por la continuidad de López como portavoz en las Cortes de Castilla y León. «Será positiva, ya que ambos perseguimos lo mismo, que esta región tenga en el futuro un presidente socialista», sentenció Villarrubia.

«No me ha designado»

El secretario provincial del PSOE de Palencia aseguró que «habrá más fuerza, coordinación y eficacia, así que espero que nadie se alegre», en referencia velada a quienes creen que ese modelo de liderazgo compartido, desde dentro y desde fuera del hemiciclo regional, no hace sino beneficiar al PP de Castilla y León. Además, Villarrubia no ocultó que su «sintonía» con Óscar López es «total» tanto «a nivel político como personal». A pesar de esa estrecha relación que une a ambos, Villarrubia quiso marcar distancia con el actual secretario regional del PSOE al afirmar que «López no me ha designado, la decisión la he tomado yo después de varios días de muchas consultas». Entre los consultados no figura el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba. «No se lo he dicho porque no ha coincidido, pero sin el apoyo de la nueva Ejecutiva no me hubiera presentado», señaló el palentino.

Nombres propios al margen, Villarrubia explicó que ha tomado la decisión de presentarse después de comprobar que «existe un amplio consenso para que sea yo el que dé este paso». Un consenso que el secretario del PSOE de Palencia no se atrevió a cuantificar, ya que «se verá cuando se pronuncien los militantes, a los que voy a acudir para ampliar los apoyos con los que ya cuento».

Menos explícito se mostró ayer cuando fue interpelado sobre su posible candidatura a la presidencia de la Junta de Castilla y León. Amparado por la lejanía de la cita de 2015, el candidato a la secretaría general del PSCL tiró de manual político para señalar que «no toca, ni lo descarto, ni lo trato, ni lo pienso». Cuatro negaciones y una cita para la galería:«Estaría encantado que en 2015 hubiera un presidente socialista en esta comunidad, aunque no fuera yo», llego a decir el diputado nacional.

Tampoco pudo evitar parecer impostado su anuncio de que dejaría paso a otra candidatura «que tuviera más consenso que la mía». Llegado el caso, Villarrubia anunció que no daría «un paso atrás, sino a un lado, para ponerme al lado de esa opción, si percibo que aglutina más apoyos que la que yo pretendo liderar». Para evitarlo, el postulado candidato avanzó que intentará sumar «hasta el último militante de la comunidad sea de la opción que sea».

Sin aparentes fisuras

De momento, parece haberse ganado la confianza de los secretarios provincias del PSOE en la Comunidad. Al menos públicamente todos ellos destacaron que «reúne los requisitos de cualquier aspirante a dirigir el partido en la Comunidad» al contar con «mucha experiencia» y con una «brutal capacidad de trabajo y de diálogo», por lo que consideraron que puede «aunar el consenso de todas las sensibilidades». En todo caso, tampoco se descartó desde las distintas provincias que aparezca un rival en la lucha por la secretario regiona. Al respecto, insistieron que serán los militantes los que decidan quién les guíe.