MEMORIA HISTÓRICA

El traslado de unos restos de la Guerra Civil deriva en choque vecinal en Ávila

ABC
ÁVILA Actualizado:

Medio centenar de vecinos de Poyales del Hoyo (Ávila) y una treintena de miembros de asociaciones de defensa de la Memoria Histórica se enfrentaron ayer por el traslado de restos de diez represaliados a una fosa común, lo que obligó a actuar a la Guardia Civil para evitar un altercado mayor.

Fue en torno a las 12.30 horas cuando los miembros del Foro por la Memoria del Valle del Tiétar y la Vera, de la Asociación de Familiares de Republicanos Desaparecidos y de La Memoria Viva acudieron la plaza del Ayuntamiento de esta localidad de más de seiscientos habitantes para participar en una concentración de protesta por el traslado. En esos momentos, un grupo de vecinos comenzó a pitarles y a llamarles «provocadores», mostrándoles un documento de la Subdelegación del Gobierno de Ávila que no autorizaba la movilización, informa Efe. Finalmente, los convocantes decidieron retirarse ante los gritos insistentes de los vecinos.

Las exhumaciones se llevaron a cabo el pasado sábado, 30 de julio, desde una sepultura , cedida por el consistorio, hasta una fosa común, a petición de una de las familiares y en presencia tanto del alcalde como de la juez de paz y de dos familiares.

El alcalde de esta localidad, Antonio Cerro (PP), señaló que el traslado se hizo «por humanidad», porque «la tumba en la que se encontraban estaba llena de agua y barro y las urnas en las que reposaban los restos, destrozadas». Con posterioridad, se ha enviado un documento a los familiares de estas personas comunicándoles lo sucedido y si aceptan la nueva situación, de manera que «varios» ya han firmado su conformidad.