«Tenemos vocación de Comunidad y queremos ser la tienda preferida de toda Castilla y León»
ABC

«Tenemos vocación de Comunidad y queremos ser la tienda preferida de toda Castilla y León»

A un mes de la inauguración en Arroyo, está convencido de que se trata de una «extraordinaria oportunidad de negocio tanto para nosotros como para los pequeños comercios de la provincia»

J. M. AYALA
VALLADOLID Actualizado:

ENTREVISTA

Vicente Cubells

Director de Ikea Valladolid

—¿Qué espera aportar Ikea con su apertura en Arroyo de la Encomienda?

—Queremos complementar la oferta que hay ahora en Valladolid aportando nuestro granito de arena en cuanto a la dinamizacón económica y comercial de la zona. También queremos «impactar» a la ciudad porque Ikea tiene la capacidad de atraer muchos visitantes que luego pueden aprovechar para visitar la capital y hacer otro tipo de actividad, no sólo comercial, sino también de ocio y cultural.

—¿Que tiene este centro de especial respecto a los que ya existen en España?

—Lo primero de todos es que es una tienda muy grande, espectacular, que va a disponer de un 30 por ciento más de inspiración para los clientes. Esto quiere decir que habrá muchas más ideas y soluciones de diseño, funcionales, de calidad y, sobre todo, a precios bajos. Otra diferencia es que es la primera que está integrada en un centro comercial. Esta situación nos ha llevado a crear un nuevo restaurante diseñado específicamente para Valladolid y pensado como punto de reunión. Además, disponemos de un hall espectacular con un escaparate de 40 metros de largo y doce de ancho, único en el mundo. Por último, somos una de las tiendas más avanzadas en sostenibilidad del país.

—¿Considera que esta nueva tienda servirá para descongestionar otras o aspiran a captar nuevos clientes?

—La tienda de Ikea de Valladolid tiene una vocación de Comunidad Autónoma. Sabemos que va a venir mucha gente de Valladolid, pero también llegarán de otras provincias de Castilla y León, especialmente de Burgos, Palencia, Salamanca y Zamora. Creemos que en ciudades como León una parte seguirá yendo a Oviedo y otra acudirá a Valladolid. No hay que olvidar que el año pasado facturamos 24 millones con clientes de Castilla y León. Debo decir también que el 36 por ciento de la gente de nuestra área de influencia ha comprado en el último año en una tienda Ikea. Entendemos que una buena parte del resto serán clientes nuevos para nosotros. Esperamos ser la tienda preferida y de referencia en todo lo que se refiere a muebles y decoración de Castilla y León.

—¿Qué previsiones de ventas y de clientes tienen ya para el próximo año y los siguientes?

—No tenemos datos de facturación por tiendas, pero lo que si podría decir es que hay una expectación muy elevada y que estamos trabajando muy duro para que el día 20 de diciembre la tienda esté perfectamente preparada y podamos ofrecer a los clientes la mejor experiencia de compra posible. En cuanto a niveles de afluencia, estamos barajando alrededor de entre dos y tres millones de visitantes al año sólo para lo que es la tienda.

—¿Convivir con un contexto de crisis como el actual les hacer ser más prudentes en sus previsiones o no les afecta?

—Yo no diría que Ikea está por encima de la crisis. No somos inmunes, aunque nuestro concepto nos hace ser una de las opciones preferidas para la mayoría de la gente. El año pasado nos visitaron 38 millones de visitantes a las tiendas de Ikea de España, casi un seis por ciento más que el ejercicio anterior. Si a eso añadimos que Ikea tiene una política de seguir bajando los precios se acentúa este efecto. Desde que nos implantamos en este país los precios de nuestros productos han bajado un 35 por ciento.

—¿Pensó Ikea alguna vez en renunciar a este proyecto ante las dificultades —denuncias judiciales— llegadas desde algunos sectores?

—En algún momento de incertidumbre sí se planteó abandonar el proyecto, pero lo defendimos por el bien de nuestros clientes.

—¿Han tenido tantas complicaciones con otras aperturas?

—En España no son siempre fáciles estos procesos, aunque debieran serlo. Al final, estamos muy contentos y abrimos en la fecha prevista gracias a la administración local y regional.

—¿Estarán terminados los accesos para el próximo día 20?

—Seguimos con nuestro plan de trabajo y creemos que estarán listos

—¿Qué le diría a los pequeños comerciantes que creen que la apertura de Ikea les va a perjudicar?

—Les diría que Ikea tiene una capacidad de atraer muchísimos visitantes que luego pueden aprovechar para hacer otro tipo de actividades. Si tenemos en cuenta que cuando abra el centro comercial habrá un nivel de visitantes de alrededor de 10 millones del año creo que se puede ver como una extraordinaria oportunidad de negocio no solo para nosotros sino también para ellos