Rubalcaba gana peso en la balanza del PSCL

Chacón sólo ha encontrado por el momento el respaldo de Soria y los críticos de Zamora y Palencia

VALLADOLID Actualizado:

Como a los niños cuando les preguntan a quién quieren más, a mamá o a papá, y los pequeños son incapaces de elegir entre uno de sus progenitores. Así, al menos de cara a la galería, se muestran buena parte de los socialistas de Castilla y León, que apuestan por guardar las formas y no decir públicamente si son más partidarios de que «papá» Alfredo Pérez Rubalcaba o «mamá» Carme Chacón sea el nuevo secretario general del PSOE. Aunque a menos de un mes vista de la cita de Sevilla en la que los socialistas tienen ante sí la difícil tarea de no sólo de elegir a su dirigente, sino, y sobre todo, definir su nuevo proyecto tras el desastre de derrotas encadenadas en las urnas, cada vez son más los que, por sus gestos, presencias o palabras, salen del mutismo y se decantan por alguno de los dos precandidatos a sentarse en la dirección Ferraz.

Algunos lo han hecho de forma tan clara que incluso figuran entre los casi sesenta avales recabados por Rubalcaba. Entre ellos hay nombres destacados como el de la secretaria provincial del PSOE de Ávila y procuradora, Mercedes Martín; o el de la viceportavoz del Grupo Parlamentario Socialista en las Cortes, la vallisoletana Ana Redondo. Su rúbrica se estampa junto a la de sus compañeras de hemiciclo Ana Sánchez (Zamora) y la veterana Leonisa Ull (Burgos).

De hecho, estuvieron presentes en el acto de apoyo al ex ministro del Interior organizado el pasado sábado por la plataforma vallisoletana surgida a favor de Rubalcaba y que, entre otros, cuenta con el respaldo expreso de su secretario provincial, Mario Bedera; la diputada Soraya Rodríguez o la europarlamentaria Iratxe García. Y no fueron los únicos allí. De hecho, entre los trescientos asistentes, resaltó la presencia destacados dirigentes de toda la Comunidad. Entre ellos, el propio secretario regional, Óscar López, quien pese a incidir de nuevo ayer en el «máximo respeto» a todas las candidaturas y neutralidad de la Ejecutiva, admitió que «como militante de base» cada vez expresará «con más intensidad» su postura. Así, López, que acompañó a Rubalcaba en la carrera hacia las urnas, destacó que ésta es una «gran candidatura». Menos elogios derrochó para Chacón, a quien sólo valoró como una «excelente compañera» y «valiosa» ministra una vez preguntado.

Plataformas

Con su presencia en el mismo acto también decantó su posición su número dos, el secretario de Organización del PSCL y diputado abulense Pedro José Muñoz. Lo mismo ocurrió con otros dirigentes socialistas con cargo en la formación y que, sin embargo, optan por la neutralidad de sus ejecutivas. Es el caso del secretario provincial segoviano, Juan Luis Gordo, en primera fila junto a Rubalcaba en Valladolid. El subdelegado del Gobierno en funciones en Valladolid, Cecilio Vadillo; el procurador burgalés Julián Simón de la Torre o los históricos Tomás Rodríguez Bolaños y Jesús Quijano también se suman a la lista de los «hijos» de Rubalcaba.

En Zamora los socialistas también han creado una nueva plataforma a su favor. Violeta Pedrero, miembro de Juventudes Socialistas, se encargó ayer de presentar de manera oficial la nueva plataforma de la que son simpatizantes los procuradores Ana Sánchez y José Ignacio Martín Benito. Mientras, la gestora del PSOE zamorano no se manifiesta públicamente, pero todo apunta a que su directiva parece más proclive al ex ministro pues tachó «irrelevante» el contenido del manifiesto de los afines a Chacón. Lo mismo ocurre con Manuel Fuentes, portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de la capital.

Por otro lado, aunque no hay plataforma pro Chacón en Zamora, algunos socialistas ya han alzado su voz para apoyar su candidatura. Es el caso del que fuera secretario provincial Carlos Hernández y del sector crítico en el que también está el ex diputado Jesús Cuadrado.

Con este panorama, parece que el titular del Interior que gana terreno a su rival en Castilla y León, aunque también es cierto que la catalana no hizo oficial su candidatura hasta este sábado. Aún así, ya antes contó con adeptos sumados a su causa como el alcalde de Soria, Carlos Martínez. En el mismo lado se posiciona el procurador palentino Francisco Ramos, quien firmó el manifiesto crítico «Mucho PSOE por hacer» junto a varios alcaldes; o el director de Paradores, el leonés Miguel Martínez. En esta última provincia, donde una gestora lleva las riendas, la división en familias es la que, en el fondo, determina de qué lado se decanta la balanza, con partidarios de uno y otro «plato».

Y las fichas para situar de manera estratégica a los peones en el tablero comenzaron a moverse ayer, con la celebración de la asambleas locales que hasta el 15 elegirán a los militantes que les representarán al PSCL en el Congreso que, por el momento, ha de elegir entre Rubalcaba y Chacón.