Reivindicación de la bondad
Juan José Mateos saluda a Germán Delibes en presencia de Marcos Sacristán y Ángel Gabilondo - F. HERAS

Reivindicación de la bondad

Académicos, lingüistas e historiadores homenajean a Miguel Delibes en la Uva al año de su fallecimiento

FÉLIX IGLESIAS
VALLADOLID Actualizado:

La figura de Miguel Delibes logró reunir ayer en el Paraninfo de la Universidad de Valladolid diversas personalidades de la cultura y política para ofrecer un sentido homenaje al escritor fallecido hace algo más de un año, vinculado a la institución académica por ser, entre otros reconocimientos, doctor «honoris causa». El acto, que contó con la presencia de tres de los hijos del autor vallisoletano, Adolfo, Elisa y Germán, contó con el rector de la Uva, Marcos Sacristán, como anfitrión para recibir, entre otras personalidades, al ministro de Educación, Ángel Gabilondo; al consejero de Educación, Juan José Mateos; al presidente de las Cortes de Castilla y León, José Manuel Fernández Santiago, y al director de la Real Academia Española (RAE), José Manuel Blecua.

Con el Paraninfo abarrotado, los intervinientes destacaron diferentes aspectos de la obra y la personalidad de Miguel Delibes. Así José Manuel Blecua abordó diversos aspectos del escritor, del que recordó su contribución a la RAE, aunque él no coincidió con Delibes en la magna institución pues cuando Blecua ingresó el autor de «Camino» ya no acudía a los plenos por su delicado estado de salud, si bien recordó los tarjetones que remitía con sus consideraciones y recomendaciones para el trabajo de la RAE como contribuciones muy interesantes y «llenas de cariño», aunque también reconoció que Delibes en algunos momentos se sintió molesto al considerar que su propuestas no era valoradas en toda su medida.

Blecua también rememoró sus años como profesor de instituto y la utilización que hacía de los libros de Miguel Delibes para instruir a sus alumnos, obras en las que ya planteaba su preocupación por la naturaleza y el desarrollo tecnológico. Finalmente, resaltó la defensa que realizó siendo director de El Norte de Castilla, de la libertad y justicia en momentos tan complicados como la dictadura franquista.

Por su parte, la directora de la Cátedra Miguel Delibes, Pilar Celma, se centró en aspectos estrictamente lingüísticos, donde destacó la perfecta sincronía de la técnica literaria de Miguel Delibes con la temática de cada uno de sus libros, donde resalta «la perfecta adecuación entre el tema de la obra literaria y el técnica lingüística, lo que supone que «su compromiso estético le convierten en un grandísimo escritor».

«El hereje», su última novela, fue el tema de la intervención de Teófanes Egido, catedrático de Historia Moderna de la Uva, quien indicó como el transfondo humanista de esta obra fue una constante en toda su producción literaria.

Finalmente, el ministro de Educación, Ángel Gabilondo, vinculo «la bondad» de la obra y persona de Delibes, aspecto que reivindicó como «extraordinariamente importantes en estos tiempos tan convulsos».

Edición escolar

El acto académico fue el marco para la presentación de la publicación «Dos cuentos de Miguel Delibes», ilustrado por José María Pérez «Peridis», una edición escolar con dos narraciones breves, «El conejo», extraído del libro de relatos «La mortaja» (1970) y «El cuco», tomado de «Tres pájaros de cuenta» (1987), informa Efe.