La región mantendrá las 510 plazas de maestro recurridas por el Estado
Los sindicatos de enseñanza pública no universitaria han convocado movilizaciones para el 5 de mayo - ICAL

La región mantendrá las 510 plazas de maestro recurridas por el Estado

El consejero de Educación asegura que pondrá «toda la carne en el asador» para defender la convocatoria

JUAN GILES/SAMUEL SAN JOSÉ
VALLADOLID Actualizado:

El consejero de Educación, Juan José Mateos, aseguró ayer que «van a poner toda la carne en el asador» para que salgan adelante las oposiciones a maestro de Infantil y Primaria «a ser posible, con el actual número de plazas convocadas». El consejero advirtió de que sólo pararan las mismas «por orden judicial» aunque no disimuló su preocupación por la decisión del Estado de recurrir el número de plazas convocadas (510), ya que «el sistema necesita profesores que le de estabilidad». Mientras, desde la plataforma sindical de educación, integrada por CSI-F, Stecyl-i, Anpe, UGT y CC.OO. consideraron que «nos han faltado al respeto por los sinsentidos del Gobierno».

El recurso estatal se basa en que las convocatorias tenían que reponer el 30 por ciento de las plazas desocupadas durante 2010, algo con lo que no se mostró conforme Juan José Mateos, quien explicó que la Comunidad desde el principio ha abogado por reponer las plazas de 2009 y 2010 ya que «las oposiciones salen cada dos años» y además en las dos reuniones mantenidas con el propio Ministerio de Educación «no puso ninguna queja» al respecto. El consejero, también se mostró «extrañado» de que a «otras comunidades» como Andalucía, no se les ponga pegas, «a pesar de que los números no salen». En este sentido, explicó que la Junta «no ha mezclado a los funcionarios de Educación con los de Sanidad o los interinos, como parece que han justificado en otros sitios».

El consejero, que ayer se reunió con los sindicatos para intercambiar impresiones sobre el recurso interpuesto por el Estado, anunció un próximo encuentro con los agentes sociales del sector de la enseñanza para el próximo 27 de mayo, tras las elecciones autonómicas y municipales, con el fin de «evitar influencias de los programas electorales» y emplazó a los mismos a trabajar con el Gobierno en funciones «para dejar el trabajo listo para septiembre». Para el responsable autonómico el sistema de coordinación de oposiciones del Gobierno se merece «una tarjeta roja» ya que «deberían haber marcado unos criterios generales desde el principio» y así evitar que «cada comunidad lo haya abordado a su manera» haciendo que la convocatoria sea «como la yenka».

Falta de respeto

Por su parte, los principales sindicatos de profesores señalaron ayer que no van a permitir «que se nos falte al respeto, ni a los cuerpos docentes ni a los 15.000 opositores de Castilla y León, como se ha hecho con esta convocatoria; anunciándola y después cancelándola, dando primero una cifra y luego otra, y ahora con sinsentidos como los del Gobierno». «El informe Pisa indica que los resultados en enseñanza mejoran cuanto mayor es el sueldo del profesorado y menor el número de alumnos por docente», advirtió el representante de CC.OO., Francisco García, por lo que no entienden que «precisamente» sea en las condiciones laborales de los profesionales de la educación donde se estén recortando más.

No obstante, los profesores reprocharon a Mateos su «desprecio» por emplazarles a mantener una reunión sobre la «grave situación» que atraviesa la enseñanza pública el 27 de mayo, «cuando días antes se celebran elecciones y no se sabe qué va a pasar». Las fuerzas sindicales consideraron una «tomadura de pelo» que sean convocados «de urgencia» cuando se les necesita, como ha ocurrido tras el recurso presentado por el Estado, pese a que ellos llevaban esperando mantener un encuentro con el consejero desde el pasado enero.En cualquier caso, el responsable regional de CSI-F, Hipólito Riesco, confió en que todo se quede «en una mala noticia», aunque anunció movilizaciones para el 5 de mayo con el fin de exigir mejoras en el sistema educativo.