Un programa de atención prenatal apoyará a embarazadas sin recursos
La consejera de Familia presentó ayer el programa a los miembros del Consejo de la Infancia - F. HERAS

Un programa de atención prenatal apoyará a embarazadas sin recursos

La Consejería de Familia implantará este año el nuevo plan que vinculará a «todos» los servicios sociales

VALLADOLID Actualizado:

En pleno debate social motivado por la reforma de la Ley del aborto prevista por el Gobierno central, Castilla y León ha dado un paso más en su encendida defensa de la maternidad y la protección de la infancia al anunciar que la Comunidad Autónoma contará a partir de este año con un programa de atención prenatal para apoyar a mujeres embarazadas en riesgo de exclusión social o ante los primeros cuidados de su bebé. La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades. Milagros Marcos, presentó ayer a los miembros del Consejo Regional de la Infancia este nuevo plan que, según explicó, «vinculará» a todos los servicios sociales «en su más amplio espectro».

La idea, detalló la máxima responsable en la materia es «anticiparse» en la tarea de protección a la infancia, ya que, como ha destacado, «muchos de los problemas a los que se enfrentan hoy en día niños y padres se deben a ciertas conductas durante el embarazo». Por ello, Castilla y León, comunidad que fue pionera en la creación de una Ley de Apoyo a la Mujer Embarazada, va a dirigir este programa a colectivos con especiales dificultades: adolescentes o jóvenes sin apoyo familiar, económico, laboral o social: mujeres con hijos que tengan o hayan tenido medidas de protección; cualquier mujer en riesgo de exclusión social y sin apoyo en el entorno o que presente estilos de vida incompatibles con el buen cuidado de los hijos. Asimismo, irá también dirigido a víctimas de violencia de género.

A través de los CEAS

El programa que, según detalló Milagros Marcos, no contará con un presupuesto específico al enmarcarse «dentro de la red normalizada de Servicios Sociales» se articulará a través de los Centros de Acción Social. Éstos cuentan actualmente con 154 profesionales que forman parte de los 51 equipos multidisciplinares de apoyo a la familia que existen en la Comunidad.

Dice un estudio de la Asociación Red Madre que ocho de cada diez mujeres deciden no abortar si reciben apoyo para tener a sus hijos. Por ello este plan orientará una de sus líneas de ayuda al embarazo —con el fin de que el niño pueda nacer en las mejores condiciones—, pero también extenderá su apoyo a los primeros cuidados del bebé —para identificar las necesidades de alimentación, higiene, cuidado afectivo y otros problemas derivados de la conducta—. Además ofrecerá ayuda para conseguir el apoyo de las personas del entorno o profesionales para que la mujer se sienta a gusto consigo misma y le brindará asesoramiento en materia de adopción o acogimiento familiar; formación y orientación para la inserción social y laboral; apoyo para conseguir que su hijo crezca sano y con las necesidades atendidas y una ayuda para que la persona pueda desenvolverse sola. En este sentido, aunque el programa no presta apoyo económico como tal, Marcos explicó que cuando sea necesario se recurrirá a la Renta Garantizada de Ciudadanía.

Cuando los Servicios Sociales, en colaboración con el sistema sanitario y educativo detecten un posible caso seguirán un protocolo de actuación bajo cuyo marco se valorará la situación y, según la misma, se derivará al programa de apoyo a familias de la corporación local correspondiente, precisó Marcos, para quien la nueva iniciativa, más que un recurso en sí mismo, pretende «poner a disposición de quienes lo necesiten el sistema de protección de la Comunidad».