El mercurio estira y encoge
En Valladolid, algún termómetro alcanzó los 43 grados - f.heras

El mercurio estira y encoge

Este verano de contrastes dejó ayer en Castilla y León temperaturas por debajo de los 10 grados y rozando los 40

VALLADOLID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Encogiéndose hasta temperaturas propias de otras estaciones más frías y estirándose a valores poco frecuentes en la meseta. Así se está pasando el mercurio este verano en Castilla y León. Una nueva ola de calor hizo ayer subir con fuerza los termómetros y para hoy la Comunidad sigue en alerta amarilla por riesgo de sobrepasarse de nuevo los 36 grados, aunque el domingo, según las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), llega la tregua para el abanico y el aire acondicionado.

Después de un junio cálido y seco y el julio menos cálido desde 2002, agosto está dejando días de contrastes, con acusados cambios en las temperaturas. Y no sólo entre unas jornadas y otras, en el mismo día se anotan valores extremos.

Aunque ayer pudo verse algún termómetro marcando más de 40 grados, según la Aemet, el valor más alto lo registró la localidad abulense de Sotillo de la Adrada, donde a las 16.20 horas el mercurio marcaba los 39,7. En 37,7 se quedó en Candeleda y 37,2 marcó el medidor del aeropuerto de Salamanca a las 17.40. Y casi igual se quedó el de la capital charra, que alcanzó los 37,1, lo mismo que Miranda de Ebro (Burgos).

Y no sólo calor sofocante hizo ayer en Castilla y León. La madrugada fue fresca en más de un sitio. De hecho, de los diez valores más bajos registrados por la Aemet en toda España, seis fueron en puntos de la Comunidad. La más baja, en el municipio zamorano de Puebla de Sanabria, donde a las 7.10 el termómetro bajó hasta los 7.8 grados, registro similar al que poco antes dejó anotado Villarejo del Valle (Ávila). Villablino, en León, y Navasfrías, en Salamanca, también se quedaron por debajo de los diez grados.

Alerta para hoy

Para hoy, más de lo mismo que ayer: no exponerse al sol a las horas que más calienta, beber agua con frecuencia aunque no se tenga sed o usar ropa fresca y cómoda. El termómetro se estirará de nuevo hasta llegar cerca de los 40 grados en buena parte de Castilla y León.

Además de temperaturas en ligero a moderado ascenso, las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología apuntan la posibilidad de chubascos y tormentas dispersas en un día de calor, sol y cielos con intervalos nubosos.