La mayoría de los líderes provinciales piden que López siga al frente del PSCL

Los dirigentes de Burgos, Segovia, Salamanca, Valladolid y Zamora abogan por la continuidad

VALLADOLID Actualizado:

Con alegría por el reconocimiento a uno de los suyos, pero también con ciertos temores sobre el «¿y ahora qué?». Así acogen en el seno de la familia socialista de la Comunidad la designación de Óscar López como secretario federal de Organización del PSOE. En sus declaraciones públicas impera la calma y prudencia a la espera de que el propio López deshoje la margarita —nada más conocer la noticia pidió tiempo para consultarlo con el partido y esta semana se reunirá con los líderes provinciales para abordar el asunto—, pero lo cierto es que se ha abierto una incertidumbre que quieren zanjar cuanto antes.

La mayoría de los dirigentes provinciales apostaron ayer abiertamente por la continuidad de López al frente del PSCL y zanjar así la difícil tarea de su sucesión, con un congreso autonómico a la vista en dos meses para el que el propio secretario regional se postuló hace unas semanas.

Los más claros a favor de que compagine ambos puestos —en su descargo está que no será portavoz del PSOE como sí lo fueron los anteriores responsables de Organización— y su continuidad fueron los secretarios provinciales de Burgos, José María Jiménez; Salamanca, Fernando Pablos; Segovia, Juan Luis Gordo, y Valladolid, Mario Bedera, y el presidente de la gestora de Zamora, Antonio Plaza. Todos invocan los casos de Marcelino Iglesias, anterior inquilino en el mismo despacho de Férraz y líder socialista aragonés, y María Dolores de Cospedal, secretaria general del PP y presidenta de Castilla-La Mancha y de los populares en esta región. Como ejemplo también, Patxi López, secretario federal de Relaciones Políticas, quien ya ha dicho que su prioridad es la Lendakaritza.

Jiménez consideró que desde su puesto en la Ejecutiva federal López podrá dar mucho más peso al PSCL y a sus posturas políticas políticas y vio apropiado que siga al frente del partido, aunque deba abordarse entre el conjunto de la formación.

Para el salmantino Fernando Pablos es «una muy buena noticia, para él y para el PSCL» ya que ocupa «un puesto muy importante. Destacó que la elección responde a «su capacidad de trabajo demostrada y a una buena tarea al frente del partido en Castilla y León» y consideró que «debe tener un papel relevante en el PSCL».

Muy seguro de que continuará liderando la formación autonómica se mostró Juan Luis Gordo. El secretario provincial del PSOE de Segovia, donde milita López, afirmó que «seguro que seguirá siendo nuestro líder», aunque reconoció que «tendrá que dejar alguna cosa» y en cerrar ese «ajuste» a sus ahora múltiples funciones es en lo que se centrará el encuentro previsto esta semana. «Sabe que no puede estar a la vez como secretario de Organización, secretario general del PSCL, portavoz en las Cortes y en el Senado», apuntó Gordo, para quien la decisión se ceñirá a encontrar «el punto de equilibrio entre el Senado y las Cortes».

«Creo que la compatibilidad no sólo es posible, sino que sería muy bueno, pero respetaré su decisión. Sería muy importante para Castilla y León» que López siguiera como secretario regional aseguró el dirigente vallisoletano Mario Bedera, para quien, aunque sería comprensible que opte por dedicarse «full time» a la Ejecutiva Federal, también es cierto que «desde esa posición nos vendría muy bien» en la Comunidad. También favorable a su continuidad se mostró el responsable de la gestora de Zamora, Antonio Plaza. «Si decide compaginarlo, podrá hacerlo perfectamente porque tiene un gran equipo», dijo.

Cautela y «regocijo»

Más cauta fue la abulense Mercedes Martín, quien dejó en manos de López la última palabra en una decisión que, según dijo, ha de ser «colegiada y participada». Lo mismo prácticamente dijo ayer el secretario regional de Organización, Pedro José Muñoz, quien no se salió ni una pizca del guión y se dedicó a despejar las preguntas sobre la incertidumbre del futuro de López al frente del partido. Se mostró convencido de que a la hora de decidir «pondrá por delante los intereses de Castilla y León y del PSCL». Según Muñoz, este nombramiento genera «regocijo e ilusión» en el seno del partido y sus votantes.

Para la presidenta de la gestora leonesa, Teresa Gutiérrez, la decisión es de López, aunque reconoció que «si decidiera no presentarse a la reelección, el escenario cambiaría sustancialmente y habría que replantear el trabajo».

Desde Palencia, su secretario provincial, el crítico Julio Villarrubia, inclinado más hacia el sector crítico, aseguró que si se va «hay muchos socialistas en esta Comunidad capaces de ejercer dichas tareas» y urgió a clarificar cuanto antes el futuro.

Por su parte el soriano Carlos Martínez, el más apartado de López por su apoyo en estas primarias a Carmen Chacón, abogó por «respetar el tiempo de reflexión» e incidió en que es más importante «el equipo que la persona».