Las listas del PSOE avivan más dimisiones en Zamora y «desmoralizan» al Bierzo
José Antonio Alonso, Francisco Fernández y Óscar López en una imagen de archivo - ICAL

Las listas del PSOE avivan más dimisiones en Zamora y «desmoralizan» al Bierzo

Los miembros de la Ejecutiva de Toro abandonan también sus cargos por la imposición de Camacho y los socialistas bercianos se sienten «ninguneados»

DIEGO L. G./V. ESTEBAN
PONFERRADA/ZAMORA Actualizado:

El proceso de listas al Congreso y al Senado en el que está inmerso el PSOE sigue llevándose por delante a cargos del partido y provocando furias y fobias en algunas provincias como Zamora y León. En la circunscripción zamorana, continúa la cascada de dimisiones con el abandono ayer de la Ejecutiva local de Toro, que se suma a la provincial y a la de Benavente. En los dos municipios más importantes de la provincia —tras la capital— los socialistas han optado por renunciar en bloque a sus cargos tras la imposición de Ferraz y de Óscar López de «poner» al ministro de Interior, Antonio Camacho, como cabeza de lista al Congreso. Todos ellos se van no sin antes despacharse a gusto contra el secretario regional al que piden su dimisión por haber tomado una decisión sin contar con ellos.

«Hemos dado un golpe encima de la mesa porque no estamos de acuerdo en la gestión que López ha hecho en la elaboración de las listas». Así explicaba ayer el secretario de la agrupación local de Toro, Ángel Vázquez, la dimisión de los 12 integrantes de la ejecutiva local. Los socialistas toresanos se reunieron la tarde-noche del martes para decidir qué postura tomar en la crisis abierta en el seno del partido. Tras una reunión «maratoniana», «votamos mayoritariamente —diez a favor y dos en contra— que lo procedente era dimitir de sus cargos». «Ha sido una decisión dolorosa, pero provocada por una nefasta gestión del secretario regional del partido», apostilló Vázquez.

«Pasará factura»

Según el líder socialista, lo más lamentable de todo el proceso ha sido la posible manipulación de los datos porque «se han publicado los resultados y no son ciertos». Una circunstancia que pone de manifiesto que «no se ha tenido en cuenta a las bases». Algo parecido ha ocurrido con el resto de actas: «Las he visto y puedo decir que han sido ajustados, pero no son esos que se están diciendo».

A pesar de la disconformidad que muestra Vázquez con el comportamiento de López, él votó en contra de la dimisión de la ejecutiva de Toro. Según el socialista, «esta decisión va a perjudicar a la agrupación, pero he sido incapaz de convencer a mis compañeros». En este caso, la mayoría se ha impuesto a la voluntad del jefe. Mientras, el ya ex secretario provincial del PSOE en Zamora, echaba ayer más leña al fuego al prever, en declaraciones a la Cadena Cope, que la polémica de las listas «pasen factura en los resultados del PSOE» en Zamora.

Lejos de enterrar el «hacha de guerra», los críticos del PSOE en León censuraron ayer, sin necesidad de esperar más tiempo, las candidaturas aprobadas por el comité provincial de los socialistas. El ex senador autonómico y, actualmente, concejal en el ayuntamiento berciano de Toral de los Vados, José Giménez, no tuvo problemas en censurar que la comarca del Bierzo y las mujeres han sido «ninguneados» desde el partido. Por primera vez en la historia, el Bierzo no lleva un representante seguro, con salida garantizada, en las listas del PSOE». Pero los lamentos no se acaban ahí. Giménez advierte que también se ha roto otra «tradición de colocar a una mujer en puestos de salida». Con la conjunción de ambas cuestiones, el político entiende que «nuestros dirigentes en el Bierzo estarán especialmente molestos».

Más allá, Giménez augura que en la próxima campaña electoral, la ejecutiva provincial del PSOE podría tener poco apoyo entre los militantes bercianos para la organización de mítines y la difusión de propaganda. En su opinión, las bases del partido «están bastante desmoralizadas. Lo único que hubiera sido positivo para reanimar esto es que hubiera salido una lista apoyada por el 90 o el cien por cien y que se hiciera un esfuerzo especial por devolver esa ilusión a la militancia y que todos pudieramos trabajar en la campaña. Pero la ejecutiva tiene la facultad de tomar la decisión y, aunque algunos pensamos que es claramente un error, ellos lo han decidido así y, creo que ya han asumido toda la responsabilidad».