La Junta dice que las 780 alegaciones «enriquecen» el modelo de ordenación

Considera que «no son un rechazo al texto», al que se introducirán modificaciones

VALLADOLID Actualizado:

La Junta de Castilla y León «nunca ha entendido» que las alegaciones presentadas al modelo de ordenación del territorio diseñado el Ejecutivo regional «estuviesen en contra, chocasen» contra el texto. Así lo afirmó ayer el consejero de la Presidencia, José Antonio de Santiago-Juárez, de cuyo departamento depende precisamente este proceso.

Finalmente han sido 780 las alegaciones presentadas al documento, nueve procedentes de las nueve diputaciones, 23 correspondientes a mancomunidades y 615 a municipios, y «se contestará a todas». Unas apreciaciones con las que, según el también portavoz, «nos hemos enriquecido». «Estamos contentos, satisfechos de este proceso», destacó De Santiago-Juárez, quien señaló que «nunca se ha vivido como rechazo, estar en contra» las apreciaciones al modelo de ordenación. De hecho, según apuntó, esto «es bueno, enriquece» y hará que se «modifiquen cosas».

Según De Santiago-Juárez, el hecho de haber descendido a detallar a qué administración corresponden más de quinientas funciones y no detenerse sólo en las competencias es lo que puede haber motivado buena parte de esas consideraciones.

Sobre diversas materias, las alegaciones se pueden dividir en varios grupos. Así, es «muy común» el «rechazo» al anteproyecto de ley de racionalidad y sostenibilidad de la administración local en que trabaja el Gobierno central al entender que «puede vulnerar el principio de autonomía local». El «rechazo a los distritos» propuesto por el Ejecutivo de Castilla y León como unidad básica de gestión a través de la unión voluntaria de municipios acapara otro buen número de quejas al entender que «puede ser una nueva estructura y generar confusión», puede ocasionar «más cargas económicas» y que sea un «paso previo» a la fusión o supresión de municipios.

La falta de una memoria económica, esperar a que esté lista la reforma estatal, la necesidad de una mejor financiación local, reforzar a las diputaciones, que se «clarifique» la voluntariedad del distrito o el rechazo a que desaparezcan las entidades locales menores figuran también entre los temas más comunes de las alegaciones a un texto que, según incidió el consejero, «está en perfecta sintonía» con la reforma del Gobierno central.