Ikea espera atraer también a Valladolid clientes de Portugal

Ha seleccionado algunos empleados lusos o que hablan el idioma para poder atender a estas visitas

VALLADOLID Actualizado:

Ubicada en la localidad vallisoletana de Arroyo de la Encomienda, es la primera tienda de Ikea en Castilla y León y, de hecho, sus 34.700 metros cuadrados de superficie distribuidos en dos plantas están pensados y «dimensionados» para atraer clientes de toda la Comunidad, así como al centro comercial Río Shopping que abrirá en primavera. Pero no sólo de aquí, según sus estudios, llegarán posibles compradores a sus instalaciones. Portugal es otro de los mercados de los que espera atraer visitantes, según confirmaron a ABC desde la multinacional sueca del mueble y la decoración.

Aunque ya cuenta con tres tiendas en el país vecino, la nueva de Valladolid se abre como otra puerta de acceso a sus productos de diseño y bajo coste. De hecho, entre los 250 empleados que trabajarán en el «cajón azul» de Río Shopping —elegidos entre las 34.000 solicitudes presentadas— hay algunos que hablan portugués y otros procedentes de las tiendas de Ikea en territorio luso, elegidos específicamente con esos conocimientos del idioma pensando en posibles clientes portugueses, que opten por Castilla y León dada su mayor proximidad.

La cercanía es, de hecho, uno de los factores que condiciona la distribución de los clientes que espera recibir Ikea en su nueva tienda a partir del día 20. Y es que aunque está pensada para toda la Comunidad, asumen que no será igual la proporción de todas las provincias. Así, según las estimaciones de la firma nórdica, su ámbito natural de influencia serán, además de Valladolid, Palencia, Zamora y Salamanca.

Distribución desigual

De las cinco provincias restantes también esperan recibir clientes, aunque asumen que muchos de ellos seguirán desplazándose a otros centros más próximos en otras comunidades. Así, Burgos se repartirá entre Arroyo de la Encomienda y la tienda del País Vasco; mientras que desde Soria también llegan a Zaragoza. En el caso de León, la proximidad de Asturias hace que los consumidores accedan también a esta región vecina, además de a La Coruña. Por su parte, Ávila y Segovia mezclarán las compras en Valladolid con las que ya se hacen en las tres tiendas de Ikea en Madrid.

En base al gasto de los clientes procedentes de Castilla y León que ya compran en otros complejos del entorno, fundamentalmente en Madrid, País Vasco (Barakaldo) y Asturias, Ikea calcula que anualmente moverá 22,5 millones de euros en su nueva «casa» que abrirá en Valladolid.

Será la segunda más grande de las levantadas en España, sólo por detrás de la madrileña de San Sebastián de los Reyes, y además de ser muy eficiente energéticamente, entre sus 9.500 artículos, esta tienda Ikea también tendrá «guiños» a los gustos detectados en los clientes de Castilla y León, como la presentación de cocinas más grandes por las que preferiblemente se decantan.