PRIMER DÍA CON «SIN INCIDENTES» EN EL NUEVO CENTRO

El Hospital de Burgos atiende a más pacientes de los previstos

MAR GONZÁLEZ
BURGOS Actualizado:

488 pacientes estrenaron ayer el nuevo hospital universitario de Burgos en una jornada marcada por la «normalidad» y los retrasos propios de la puesta en funcionamiento de una infraestructura de estas características. Así lo indicó el gerente del complejo hospitalario de Burgos, Miguel Angel Ortiz Valdivielso, quien recordó que se trata del hospital «mejor, más grande y más complejo técnicamente» de toda la comunidad.

El primer paciente llegó pasadas las ocho de la mañana a la consulta de cardiología donde le realizaron una prueba Halter con la que se inauguraba la actividad del nuevo hospital. Ortiz Valdivielso agradeció la «profesionalidad» del personal sanitario que atendió no solo las citas previstas en las nueve consultas externas abiertas ayer sino también a otros 52 pacientes que «han acudido sin cita previa, la tenían en días pasados o estaban despistados».

El gerente destacó todas las consultas se realizaron «sin papeles» gracias a la implantación del programa Jimena por el que se han informatizado todos los historiales clínicos. Ortiz Valdivielso reconoció que se registraron algunas «deficiencias subsanables» y algunos «fallos informáticos» a lo largo de la jornada pero consideró que, en líneas generales, el primer día discurrió «con total normalidad».