Herrera cita a los presidente del PP para cerrar filas en la ordenación

Se reunirá con ellos el lunes en la sede regional del partido tras las últimas críticas al modelo de la Junta

I. J./ABC
VALLADOLID/SALAMANCA Actualizado:

Con el aval de más del 97 por ciento de los votos de su partido, el recién reelegido presidente del PP de Castilla y León el pasado sábado en Ávila, Juan Vicente Herrera no dudó en situar la ordenación del territorio emprendida por la Junta como una de las «prioridades» —junto a la recuperación económica y del empleo y los servicios sociales— para este nuevo periodo. El también líder del Ejecutivo autonómico no está dispuesto a que la marcha iniciada no llegue a meta, por más que de antemano reconociese que el camino no iba a ser fácil y que se iban a encontrar obstáculos. Pero con lo que parece que no transige es a que esos escollos que impidan «avanzar decididamente» surjan desde su propio partido. De hecho, en el Congreso popular advirtió de que en esta «cuestión esencial» para la Comunidad, el PP —que incorporó a su Ponencia Política este asunto— debe ejercer un «papel proactivo y de impulso». Así que, ante las dudas, opiniones en contra de la ordenación del territorio de algunos alcaldes o asociaciones surgidas en los últimos días —especialmente en Ávila y León—, Herrera, según ha podido saber ABC, ha citado el próximo lunes, 28 de abril, a los nueve presidentes provinciales del PP para cerrar filas en torno a este asunto.

Y la cita tiene especial relevancia, no sólo porque el presidente regional de la fuerza mayoritaria en Castilla y León haya citado a sus líderes provinciales, sino porque buena parte de ellos son también presidentes de diputación y estas instituciones juegan un papel fundamental en la ordenación del territorio. En el encuentro también estarán el secretario regional del partido, Alfonso Fernández Mañueco; la coordinadora general, Alicia García, y el consejero de la Presidencia, José Antonio de Santiago-Juárez. El modelo ideado por la Junta y sometido al debate y aportación de colectivos políticos, sociales y económicos aboga por reorientar y reforzar el nuevo papel de estas instituciones centenarias y varios de sus máximos responsables se sientan en las mesas de trabajo.

Precisamente, ayer, Mañueco, defendió que el modelo de ordenación planteado es «práctico y eficaz» y abogó por intentar que «todo el mundo lo entienda, lo asuma como propio y beneficioso», informa Ical.

También la viceconsejera de Administración y Gobierno del Territorio, María José Salgueiro, defendió que es el modelo «más idóneo y favorable» y restó importancia a las voces críticas. «Sería un éxito» que «si de 2.248 municipios de Castilla y León, este proyecto genera suspicacias sólo en 40 pueblos», afirmó Salgueiro tras una nueva reunión en Salamanca para avanzar en esta materia.

«Oposición frontal»

Mucho más crítica con los trabajos se mostró la viceportavoz del PSOE en las Cortes, Ana Redondo, quien no sólo incidió en censurar que el modelo «no tiene financiación», sino que aprovechó la corriente del río revuelto para lamentar que «no se avanza nada» y «está muy verde» debido a las «serias discrepancias» que están aflorando en las reuniones de trabajo. Y fue a más. «No es el modelo territorial que los ciudadanos quieren» porque «pone en peligro la existencia de pequeños ayuntamientos», afirmó la viceportavoz socialista, quien abogó «por una mayor importancia del municipalismo» con una mayor potenciación «de las mancomunidades». Mas duro aún fue el secretario de Política Municipal del PSOE, Juan José Zancada, quien tachó de «caciquil» el modelo. Según dijo, los socialistas se «oponen frontalmente a la propuesta que está dejando entrever el PP a nivel nacional», que, según dijo,«de una manera más sibilina» y por medio de la «asfixia financiera a los pequeños municipios», es la que impulsa la Junta de Castilla y León.