García y Mañueco piden suspender la reunión del Patronato del Archivo
Alfonso Fernández Mañueco y Alicia García - d.arranz

García y Mañueco piden suspender la reunión del Patronato del Archivo

Junta y Ayuntamiento de Salamanca creen «inapropiada» la cita con el Gobierno central ya en funciones

SALAMANCA Actualizado:

No parece haber gustado ni a la Junta de Castilla y León ni al Ayuntamiento de Salamanca la convocatoria extraordinaria por parte del Ministerio de Cultura del Patronato del Centro Documental de la Memoria Histórica con el Gobierno central ya en funciones. Y así se lo han trasladado la consejera de Cultura y Turismo, Alicia García, y el alcalde de la ciudad, Alfonso Fernández Mañueco, a la ministra, Ángeles González Sinde, en una carta conjunta en la que expresan su «sorpresa y malestar» por esta convocatoria extraordinaria, según informó ayer el Ejecutivo autonómico a través de una nota de prensa. En la misiva, además, García y Fernández Mañueco piden la suspensión de la reunión, convocada para mañana, 13 de diciembre.

En la carta, remitida el pasado viernes al Ministerio de Cultura de manera conjunta por ambas administraciones, la consejera y el regidor salmantino expresan sus críticas a la convocatoria extraordinaria del Patronato del Centro Documental de la Memoria Histórica al considerarla «inapropiada», fundamentalmente, porque se pretenden tomar decisiones cuando el Gobierno central de Zapatero ya está en funciones y falta tan sólo una semana para que Mariano Rajoy tome posesión como nuevo presidente.

Además, Alicia García y Alfonso Fernández Mañueco critica en la carta a González Sinde que, en el punto cuarto del orden del día se incluye una nueva salida de documentos del Archivo y que la información aportada «permite suponer que se reitera la desmembración del Archivo», contra la que tanto la Junta de Castilla y León como el Ayuntamiento de Salamanca han batallado desde que el Ejecutivo socialista permitió e inicio la salida de legajos allí custodiados.

«Ninguna urgencia»

La consejera de Cultura y el regidor charro cuestionan que una vez más pretendan moverse documentos «que deberían, por lógica y por sentido de Estado, permanecer en Salamanca».

En la carta, ambos políticos —los dos del PP— transmiten a la ministra que tanto la Junta de Castilla y León como el Ayuntamiento de Salamanca siempre se han manifestado en contra de estos procesos de «disgregación» del patrimonio documental común, y que en este caso «no es de recibo» que con un Gobierno en funciones se realicen actuaciones que no tienen «ninguna urgencia, que han generado conflictos entre comunidades autónomas y que son contrarias a lo defendido por el partido que ha ganado las elecciones».