Finn Kydland dice que las políticas monetarias no acabarán con la crisis
El Premio Nobel de Economía 2004 Finn Erling Kydland, ayer en Salamanca - ICAL

Finn Kydland dice que las políticas monetarias no acabarán con la crisis

El Nobel de Economía 2004 ofreció una conferencia en el «Salamanca Social Science Festival»

SALAMANCA Actualizado:

El Premio Nobel de Economía en 2004, Finn Kydland, aseguró ayer en Salamanca que las políticas monetarias no serán las que saquen a los países de la crisis, aunque matizó que si ayudan a «que no empeore la situación». Kydland, que pronunció ayer la conferencia «El estado actual de la Macroeconomía» en el Salamanca Social Science Festival, afirmó que en estos momentos «lo más importante es tener una buena política fiscal», porque ésta será la que «a medio o largo plazo» consiga que la economía crezca.

Este experto auguró que aunque no se sabe a ciencia cierta qué pasará en los próximos 3 o 4 años, al final los países crecerán por la «confianza» en las actividades «innovadoras», un aspecto que, afirmó, es »la clave para el crecimiento».

Separación de políticas

Asimismo, mostró su preocupación por la «falta de separación entre las políticas monetarias y las políticas fiscales» que se da en algunos países, debido a que en su opinión se corre el «peligro» de que los bancos centrales estén sometidos a presiones políticas. Kydlan advirtió de que si los bancos centrales pierden la credibilidad, es muy difícil que la recuperen y como ejemplo citó el caso de Argentina.

Ante esta situación, añadió que «todo lo que hagan los políticos para que en futuro se gane en transparencia es muy valioso» y en este sentido manifestó que hasta que no se tomen medidas en este aspecto que generen confianza, no ve «perspectivas de crecimiento».

Este experto opinó además que la situación por la que atraviesa Estados Unidos es «peor» que la de España, debido en parte a que el incremento de la población americana que se produjo tras la Segunda Guerra Mundial, se «llevará gran parte del presupuesto del país» y en España esta «incertidumbre por el futuro no es tan grave», aunque matizó que «la deuda si es mayor».

Por otro lado, este economista analizó otros temas de actualidad y mostró su opinión sobre la nacionalización de los bancos, una medida en la que afirmó está en desacuerdo, en líneas generales, así como también se manifestó contrario a fijar una tasa internacional a las transacciones financieras, ya que tal como aseguró que «el libre flujo, siempre es necesario».

Parches

En la misma rueda de prensa también participó el economista Jesús Fernández Villaverde, quien explicó que España tiene «ataduras económicas» que «de no ser removidas» no permitirán el crecimiento y detalló que se tiene que finalizar la reestructuración del sistema financiero, ya que hasta el momento criticó que solo «se han puesto parches» que no ayudan a «avanzar».

Además, apuntó que es necesaria una «reforma laboral», por tener en la actualidad un «sistema laboral demencial» y abogó por invertir en desarrollo que genere innovación, informa Ical.

Fernández-Villaverde, reconoció que «quien gane las elecciones» tiene «una papeleta complicada y debe entender a su juicio, que «ante una encrucijada histórica» son necesarios «sacrificios muy fuertes». Por último, manifestó que los políticos no dejan claro si están dispuestos a hacer «todo lo que hay que hacer», para sacar adelante al país.