Los fallecidos en las carreteras descienden casi un 26% en 2011
Ayer fallecieron las dos primeras víctimas del año en Burgos - f.ordoñez

Los fallecidos en las carreteras descienden casi un 26% en 2011

Castilla y León, con 157 muertos, es la tercera comunidad con mayor reducción de víctimas

VALLADOLID Actualizado:

Todavía son muchos, aunque las estadísticas reflejan que se está trabajando en la buena dirección. Castilla y León registró el pasado año 157 víctimas mortales en carretera, un 25,9 por ciento menos que en 2010 y casi un 66 por ciento menos que hace diez años cuando la dramática estadística registraba una cifra superior a los 400 fallecidos.

Según los datos hechos públicos ayer por la Dirección General de Tráfico (DGT), la siniestralidad mortal bajó en todas las comunidades autónomas excepto en Murcia. El ránking en el descenso de la accidentalidad mortal lo lideró el Principado de Asturias, con un 35,4 por ciento menos (en términos absolutos, 17 fallecidos menos), seguida por Canarias y Castilla y León, con 55 víctimas menos respecto a 2010 y con una tasa muy por encima del descenso global de muertos, que fue del 14,5 por ciento —en total, en España se registraron 1.338 accidentes con resultado de muerte—.

La constante reducción de accidentes mortales en las carreteras desde 2000 sitúa a la Comunidad Autónoma en el undécimo puesto de la tabla de descensos de la década. Esto supone que las vías de Castilla y León se cobraron el año pasado 300 víctimas menos que hace diez años. 327 fueron los fallecidos en 2005, 197 en 2009 y 212 hace dos años.

Por provincias, el mayor descenso de víctimas mortales se registró en León, con un total de 18, 21 menos que en 2010; seguida por Salamanca, con 15, y 12 menos que en 2010; Valladolid, con 12, diez menos; Zamora, con 14, diez menos también; Segovia, con 12, siete menos ; Soria, con 13, dos menos, y Burgos, con 33, dos menos que hace un año.

Por el contrario, las víctimas mortales en carretera se incrementaron en Palencia, que llegó hasta las 23, siete más que en el año anterior; y Ávila, con 17, dos más que en 2010.

El año pasado la franja horaria en la que se registró una mayor bajada de fallecidos fue durante la mañana, es decir, entre las 7 y las 14.00 horas, con un 17% de descenso. Respecto a los días de la semana, las mayores caídas se produjeron los jueves y viernes, aunque los fines de semana siguen siendo la primera gran trampa mortal de los conductores.