La Espiga de Oro de «Hasta la vista» encabeza un palmares de buenos sentimientos
Paula Ortíz saluda a Geoffrey Enthoven tras conocerse el palmarés de la 56 Seminci - F. BLANCO

La Espiga de Oro de «Hasta la vista» encabeza un palmares de buenos sentimientos

El jurado internacional reconoce al cine español premiando a Paula Ortíz como Nuevo Mejor Director

VALLADOLID Actualizado:

«Hasta la vista» no es la despedida de la Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci), que ayer dio a conocer el palmarés de su 56 edición, sino el título de la película que se llevó la Espiga de Oro el máximo galardón del festival, cuyo director Geoffrey Enthoven regresa a Bélgica también con el reconocimiento del jurado de la Juventud. El premio a este filme —sobre las aventuras y desventuras de tres discapacitados que reivindican su derecho a tener vida sexual, aunque sea pagando— entra dentro de la línea realista del certamen vallisoletano, centrado en el cine de contenido social y apegado a la tierra, aunque, este año con un común denominador, las buenas intenciones y finales esperanzadores de los títulos galardonados, tal como ayer certificó el jurado con su palmarés.

En esta línea se encuadra la Espiga de Plata del combativo Robert Guédiguian, ya premiado en varias ocasiones en Valladolid, y que en esta ocasión también se lleva cacho por «Las nieves del Kilimanjaro», en la que las contradicciones del mundo obrero y su capacidad para taponar las fugas del sistema capitalista son una vez más el pulso del director francés, que también mereció el aplauso del respetable con el Premio del Público. Y por seguir con esa faceta de denuncia, aunque con algo más de pesimismo, el Premio Especial recayó en «Circumstance», de Maryam Keshavarz, sobre la represión del Gobierno iraní para con las mujeres. Finalmente, Agnieszka Holland mereció en premio al Mejor Director por su filme «En la oscuridad», en torno a la solidaridad de la Polonia ocupada y arrasada por los nazis.

Menos «comprometidos» pero igual de sonrientes fueron los reconocimientos a las mejores interpretaciones femenina y masculina. La primera fue para la actriz china Zho Dongyu del filme «Bajo el árbol del espino blanco», de Zhang Yimou, una historia de amor en la China de Mao. En cuanto a los varones, el jurado eligió, acertadamente, ex aqueo a dos intérpretes de sendas comedias, como son el irlandés Brendan Gleeson por su papel en «The Guard», y el canadiense Patrick Huard, protagonista de «Starbuck»; ambas películas de tono cómico, cuando no burlón, pero siempre luminoso. Finalmente, el Premio al Mejor Guión fue para el canadiense Philippe Falardeau y director de «Monsieur Lazhar», basado en un texto teatral.

Premio a Paula Ortiz

El cine español no se fue de vacío y tomó en consideración a Paula Ortiz otorgándole el Premio Pilar Miro al Mejor Nuevo Director por «De tu ventana a la mía», su primer largometraje y con un elenco encabezado por Maribel Verdú, que anoche recogió la Espiga de Honor de la Seminci.

En definitiva, un balance posibilista para una Sección Oficial sin títulos deslumbrantes para un festival que poco a poco está hinchado su palmares hasta alcanzar nada menos que treintena de premios, lo que hace de la lectura del fallo una sección nueva y bastante pesada. Quizá algún día, un jurado se plante y deje desierto algún apartado.