CONTRA «EL FANTASMA DE POSIBLES AJUSTES LABORALES»

Empresas y sindicatos celebran la prórroga del Decreto del Carbón

DIEGO L. GONZÁLEZ
PONFERRADA Actualizado:

La minería del carbón abre el año 2012 con un nuevo marco estable que debe garantizar tranquilidad en la actividad de las minas. Ayer entró en vigor la norma publicada por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, que contempla la combustión de 8’4 millones de toneladas de carbón en las térmicas españolas, de ellos 4’1 millones en las cuatro centrales ubicadas en Castilla y León, para producir electricidad. Esta resolución supone la prórroga del Real Decreto del Carbón, que acabó con los problemas del sector en 2011, y evitará el parón en las compras de carbón. De ese modo, impedirá la aplicación de nuevos ajustes laborales en las empresas mineras.

Un hecho que ayer destacaron empresarios y sindicatos. Según el portavoz de la patronal Carbunión, Gerardo Biaín, esta norma da estabilidad al sector, aunque la pretensión de los empresarios contemplaba «alcanzar una producción superior». En la parte social, el secretario general de la Federación de Industria de Comisiones Obreras en León, Alberto González Llamas, destacó que con la prórroga del Decreto del Carbón «desaparece el fantasma de posibles ajustes laborales en las minas». Por su parte, el presidente de la Asociación de Municipios Mineros, Ángel Suárez, dijo que es un panorama positivo para el sector y las cuencas.

La central térmica de Compostilla II, propiedad de Endesa, en Cubillos del Sil (León), seguirá liderando la producción energética con carbón a nivel nacional. A lo largo de este año, sus calderas generarán 6.425 gigawatios por hora, lo que supone un ligero incremento respecto al ejercicio pasado. La otra central térmica berciana, en Anllares, también tiene previsto incrementar su actividad, ligeramente, hasta alcanzar una producción de 2.100 gigawatios por hora. En los casos de las otras dos térmicas de Castilla y León, la decisión ministerial contempla un pequeño descenso de actividad.

Pero, en un sector sometido a constantes tensiones, hay otro motivo de intranquilidad, después del acuerdo del último Consejo de Ministros, que acordó eliminar la financiación de infraestructuras del Plan del Carbón, dentro de las medidas de control del gasto público. Desde CC.OO., Alberto González Llamas exige aclaraciones urgentes al Gobierno y quiere abrir contactos con la Junta para intentar evitar la pérdida de ese dinero, que podría dejar a los territorios carboneros sin unos mil millones de euros en obras. Por su parte, el presidente de la Asociación Regional de Municipios Mineros de Castilla y León, Ángel Suárez (PP), apuesta por mantener «cierta cautela, no acelerarnos para evitar hacer cosas de las que luego nos podamos arrepentir».