Las eléctricas insisten a la UE en el veto al carbón

Pedirá de nuevo hoy al tribunal europeo que que mantenga la suspensión del decreto que prima su consumo

ABC
BRUSELAS Actualizado:

Las eléctricas españolas solicitarán hoy al Tribunal de Justicia de la Unión Europea (UE) que mantenga la suspensión cautelar del real decreto que incentiva el uso del carbón autóctono para la generación de electricidad, mientras adopta un fallo definitivo al respecto. En otoño, la máxima instancia judicial europea ya ordenó la paralización provisional de las compensaciones a las compañías eléctricas españolas que utilizan carbón autóctono para producir electricidad, a raíz de un recurso presentado por Endesa, Iberdrola, Gas Natural Fenosa y la Xunta de Galicia. Ahora, la corte debe decidir si mantiene esta suspensión hasta que tome una decisión definitiva sobre el recurso contra la decisión de la Comisión Europea de autorizar el real decreto, que permite las ayudas hasta el 31 de diciembre de 2014, informa Ep.

Con motivo de la vista, que se centrará únicamente en la cuestión de las medidas provisionales, fuentes del tribunal recordaron que «las medidas provisionales no prejuzgan en modo alguno la decisión final del Tribunal General sobre el fondo del litigio en curso». Tras la vista, en la que también se escucharán los argumentos de la Comisión Europea, la corte decidirá si mantiene estas medidas cautelares, lo que previsiblemente ocurrirá en pocas semanas, según expertos jurídicos en temas de competencia. En cambio, la decisión definitiva de la corte de Luxemburgo sobre el caso podría tardar en llegar un tiempo considerablemente superior, según las mismas fuentes.

Además del recurso ante el Tribunal de la UE, las eléctricas tienen abierto otro frente ante las autoridades judiciales españolas. En España, las eléctricas perdieron el primer asalto después de que el Tribunal Supremo desestimara el 22 de diciembre las medidas cautelares pedidas por las compañías para paralizar la aplicación de la ley.

Las compañías afectadas presentaron sendos recursos ante el tribunal europeo y el español por considerar que las ayudas son contrarias a la libre circulación de mercancías y al mercado interior de la electricidad. También argumentan que perjudicarán a las eléctricas que utilizan carbón importado y a las de ciclo combinado (que consumen gas natural), que serían expulsadas del mercado.