Un efímero manto blanco
M. MARTÍN

Un efímero manto blanco

El primer temporal de nieve impide acudir a clase a 1.400 escolares de todas las provincias excepto de Burgos

VALLADOLID Actualizado:

El cielo parece haber escuchado este fin de semana las súplicas de agricultores y estaciones de esquí y a última hora del pasado domingo y durante todo el día de ayer hicieron acto de presencia las primeras precipitaciones, en muchos puntos de la Comunidad Autónoma en forma de nieve debido a las bajas temperaturas, lo que provocó que muchos municipios amanecieran con un manto blanco.

Aunque los copos también hicieron acto de presencia con distinta intensidad en Salamanca, Zamora —aguanieve— y Valladolid, Segovia, Soria y Ávila fueron las capitales de provincia más afectadas. En esta última fue el domingo por la noche cuando el Ayuntamiento activó el Plan Municipal de Nevadas, ante la intensidad de la nieve caída en la capital, que hizo necesario las cadenas para transitar por las calles de la ciudad. De hecho, hubo varios coches que tuvieron problemas para transitar por ciertas vías y la Policía Local tuvo que participar en el traslado de una parturienta al Hospital de Nuestra Señora de Sonsoles para dar a luz.

La capital soriana amaneció también nevada, aunque en este caso no fue necesario la activación de un dispositivo especial por parte del ayuntamiento, ya que la ciudad se mantuvo «prácticamente limpia», según el concejal de Medio Ambientey Sostenibilidad, Javier Antón.El blanco elemento también tiño la ciudad de Segovia. Los tejados y los vehículos estacionados fueron los primeros en cubrirse con los copos caídos, pero también cuajó en el suelo desde media noche, lo que obligó a la Policía Local cerrar el tráfico de algunas calles con más pendiente para evitar accidentes, informa Ical.

En Salamanca, el temporal no causó ningún problema importante en el transporte público ni en la circulación rodada gracias a la intervención del Servicio de Limpieza municipal, que durante la tarde-noche del domingo y a lo largo de la mañana de ayer esparcieron 2.500 kilos de sal con el fin de deshacer la nieve y el hielo de las calles

Carreteras más afectadas

En cuanto a las carreteras las más afectadas en la noche del domingo fueron las de la provincia salmantina. Varios camiones y vehículos de gran tonelaje se vieron obligados a detenerse mientras circulaban por la Autovía A-66 a la altura de la zona de Vallejera en las inmediaciones de Béjar. De igual forma diversos tramos de la A-50, la autovía que une Salamanca con Ávila y Madrid, presentaron dificultades por la abundante capa de nieve. No obstante, a lo largo de la mañana de ayer todas las carreteras y autovías que integran la Red del Estado en la provincia charra recuperaron la normalidad y se mantuvieron abiertas al tráfico.

Como precaución, la Unidad de Carreteras del Estado, que desde que comenzara a nevar el domingo hasta ayer extendió más de 200 toneladas de sal y 145.00 litros de salmuera, mantendrá operativas 31 máquinas quitanieves, así como el resto de medios materiales y la totalidad de medios humanos del Plan de Viabilidad Invernal.

También en Zamora dos equipos de Conservación de Carreteras tuvieron que verter fundentes a primera hora de la mañana de ayer para eliminar la nieve en dos vías de de la red provincial de carreteras en la zona de Benavente y Los Valles, mientras otro operativo hacía un trabajo similar en Tábara, Villardeciervos y el Alto de Carmona. Donde no se detectaron complicaciones esta vez, pese a ser una de las zonas más complicadas por la incidencia de nieve y hielo, fue en la comarca de Sanabria. También, a primera hora de la mañana la nieve obligaba a usar cadenas en dos carreteras de la provincia de Segovia (CL-601 y SG-615), ambas en el término municipal de Valsaín.

La nieve y el hielo impidieron acudir a clase a 1.390 escolares de 49 centros educativos, todos ellos de carácter público, según fuentes de la Consejería de Educación. La ausencia de clases por motivo de las precipitaciones se registró en ocho provincias y sólo en Burgos todos los alumnos pudieron asistir a clase. La más afectada en este aspecto fue Ávila, donde 498 jóvenes se quedaron en casa, un 2,05% del total, correspondientes a nueve institutos, cuatro centros de Infantil y Primaria, seis centros rurales agrupados, un centro concertado de educación especial y una escuela de Infantil. En Salamanca fueron 232 niños, 231 en Valladolid, 173 en Zamora, 115 en Segovia, 84 en León, 35 en Soria y sólo cinco en Palencia.

El temporal se ha hecho esperar, pero no tardará en irse, ya que a partir de hoy está previsto que entre un nuevo anticiclón.