Detenida la cúpula del PSOE de Ronda por delitos de corrupción

Entre los arrestados están el ex alcalde y tres ediles, además de tres empresarios

PABLO D. ALMOGUERA
MÁLAGA Actualizado:

Era un secreto a voces que ayer se consumó. La cúpula socialista del Ayuntamiento de Ronda fue detenida ayer por la Policía Nacional, durante el transcurso de una operación en la que se investigan supuestos casos de corrupción urbanística cometidos cuando sus miembros estaban en el equipo de Gobierno. Entre los detenidos se encuentran el ex alcalde del municipio, el tránsfuga Antonio Marín Lara, y los ediles Francisco Cañestro, Rafael Lara y María José Martín de Haro. La operación, denominada «Acinipo», se desarrolló en Ronda, Madrid y Valencia, donde se detuvo a dos directivos de la empresa Eroski, además de en Vizcaya, provincia en la que registró la sede que esa compañía tiene en Elorrio. También está implicado un tercer empresario, que elevó el número de detenidos ayer a siete personas.

Según el auto al que tuvo acceso ABC, a los arrestados se les acusa de los delitos de prevaricación, cohecho, tráfico de influencias, malversación de caudales públicos, falsedad y blanqueo de capitales. «Las investigaciones llevadas a cabo por el Grupo II de la Udyco de la Policía Nacional de Málaga atribuyen a diversos miembros de la corporación y funcionarios municipales su presunta participación en los delitos mencionados y relativos a actuaciones urbanísticas del Ayuntamiento», señalaba el documento emitido por la titular del juzgado de Instrucción número 2 de Ronda e instructora del caso, Judith Isabel Saiz Soria, que abrió diligencias en 2010.

Las fuentes consultadas por este periódico explicaron que las pesquisas conciernen a diversos convenios y decisiones del anterior equipo de Gobierno en los que se han detectado presuntas irregularidades cometidas de forma continuada en los últimos años. Uno de ellos se vincula con la compañía Eroski y su interés por construir un centro comercial en los terrenos del antiguo campo de fútbol de Ronda. Dos directivos de esta empresa fueron arrestados en Madrid y Valencia por su presunta relación con el caso, aunque la empresa, anoche, negaba que alguno de sus empleados hubiese sido arrestado. Una suerte que también corrió otro empresario local. Junto con el ayuntamiento rondeño, también fue registrada la sede de la cadena de supermercados vasca en el municipio vizcaíno de Elorrio , donde los agentes se incautaron de computadoras y documentos, según informó Itziar Reyero.

Otro de los asuntos investigados es el polémico convenio de Los Merinos, una parcela de ocho millones de metros cuadrados situada en pleno parque natural y reserva de la biosfera y cuyos terrenos han sufrido sospechosas recalificaciones a lo largo de los años para impulsar la construcción de dos campos de golf, 780 viviendas, hoteles, clubes hípicos, campos de tenis, restaurantes y otros establecimientos de ocio.