Los cuatro aeropuertos se transformarán en lanzaderas a Barcelona para no cerrar

Los cuatro aeropuertos se transformarán en lanzaderas a Barcelona para no cerrar

La Junta negocia con Air Nostrum poner en marcha en verano un modelo que conlleva suprimir el resto de conexiones

VALLADOLID Actualizado:

Tiempos de crisis en el bolsillo de las administraciones y de los ciudadanos. Cuatro aeropuertos (Valladolid, Salamanca, León y Burgos) con catorce conexiones eran difíciles de mantener. El punto de inflexión lo ha marcado Air Nostrum, principal compañía que opera en la Comunidad, con una reorganización de su producción que implica la eliminación de operaciones que no sean rentables. Con el fin de seguir manteniendo a Castilla y León en el mapa de rutas, la Junta ultima un acuerdo con la empresa valenciana para convertir a los aeródromos en bases lanzaderas hacia un único destino: Barcelona. Esta iniciativa, a la que ha tenido acceso ABC, implicaría la desaparición del resto de conexiones de la aerolínea, pero conseguirá reducir costes y garantizar la actividad en los cuatro aeropuertos. De esta manera, a partir de verano se suprimirían seis líneas regulares y se eliminarían los vuelos internacionales desde León y Salamanca, ya que, según las mismas fuentes, es la única alternativa para mantener el vuelo.

En medio de un escenario de «reducción» por parte de Air Nostrum (la única que opera en León, Salamanca y Burgos), los fondos públicos son la salvación que tiene Castilla y León para poder mantener operativos sus aeropuertos cuando la compañía aérea pretende eliminar las conexiones desde bases deficitarias, y las cuatro de la Comunidad, sin excepción, lo son. Para poder salvaguardar la actividad en todas ellas, la Junta está cerrando con la franquicia de Iberia una nueva planificación que comenzaría a funcionar este verano y que garantizaría que desde León, Valladolid, Burgos y Salamanca se vuele a Barcelona en exclusiva con esta compañía como puerta al resto de rutas. Funcionarían así como lanzaderas de vuelos con escalas, según adelantaron a este periódico fuentes de la Consejería de Fomento. Teniendo en cuenta que el coste de un billete de aerolínea valenciana es de precio moderado, los ciudadanos de la Comunidad tendrían la oportunidad de desplazarse así de forma económica a una terminal con puertas de embarque a todo el mundo.

Con vuelos a Barcelona no sólo se garantizaría el desplazamiento, sino que su mantenimiento serviría para no desaprovechar unas infraestructuras que de otra manera estarían condenadas a su desaparición tras millonarias inversiones. Con ellas abiertas, no se cierra la puerta a ser una pista ofertable para otras compañías que decidan ampliar sus rutas e instalar una base de operaciones en Valladolid, Salamanca, León o Burgos, o a otro tipo de servicios, como vuelos chárter, que —dado que las aerolíneas atraviesan ahora momentos de dificultad para ampliar su actividad regular— podrían ser una oportunidad de futuro.

El mapa de rutas se vería reducido a un sólo destino en León, Salamanca y Burgos, donde Air Nostrum es la única compañía operativa. En este último no supondría cambio alguno, ya que en la actualidad se funciona así, con una conexión, la capital catalana. Sin embargo, en Matacán se perderían los vuelos a París y en la Virgen del Camino a las rutas a Valencia, Madrid y la capital de Francia.

Otras compañías

Caso aparte sería Valladolid. Y es que, al igual que en los otros tres, desaparecerían los vuelos que Air Nostrum realiza ahora a destinos distintos de Barcelona —Valencia y París—. No obstante es el único aeródromo en el que la aerolínea valenciana no opera en solitario. Desde Villanubla parten además aviones de Orbest-Iberworld y Ryanair, que no se verían afectados y proseguirán con sus operaciones a Tenerife en el caso de la primera compañía y Londres, Bruselas, Barcelona y Lanzarote por parte de la irlandesa de bajo coste.

El contrato que la Junta contrajo con Air Nostrum hasta enero no se alterará, porque en el mismo no se contempla un montante a cambio de conexiones, sino de promoción publicitaria, que la compañía mantendrá.