La crisis saca dos de cada diez vehículos de las carreteras
Ronda Norte de Zamora - ical

La crisis saca dos de cada diez vehículos de las carreteras

La situación económica y el creciente precio del carburante reducen los desplazamientos

VALLADOLID Actualizado:

A menor actividad económica, menos empleo y menos tráfico. Esta máxima se cumple en las carreteras de Castilla y León, donde la crisis y la subida del 13,4 por ciento del precio de los carburantes en los últimos cuatro años han obligado a muchos conductores a dejar aparcados sus vehículos y a subirse, en algunos casos, a los autobuses urbanos. Estos dos factores han sacado de las autovías, autopistas y circunvalaciones a dos de cada diez vehículos, si bien, las reducciones más llamativas se han registrado en las vías de alta capacidad.

A pesar de las dificultades económicas, el parque de vehículos de la Comunidad no ha parado de crecer, en concreto, en el periodo comprendido entre 2007 y 2010, aumentó un 5,22 por ciento, pasando de los 1,63 millones a los 1,71 millones. Sin embargo, las principales vías de alta capacidad, autopistas y anillos de las capitales han ganado fluidez en los últimos años, gracias al aumento de la velocidad media y las reducciones del tráfico rodado.

El crecimiento del desempleo en los últimos años en la Comunidad, que ha elevado la tasa de paro hasta el 17 por ciento, ha reducido los desplazamientos diarios a los centros de trabajo, lo que se ha dejado notar sobre todo en los núcleos urbanos e industriales de Castilla y León. De esta forma, la intensidad media diaria de vehículos en las entradas a los polígonos industriales y en las arterias de acceso a las ciudades se ha rebajado más de un 13,32 por ciento en los últimos cuatro años.

De esta forma, según los datos del Ministerio de Fomento, las circunvalaciones son utilizadas por unos 5.450 vehículos menos al día. Si en 2007, último ejercicio del periodo expansivo de la economía, circulaban cada día por estos tramos de carreteras 40.920 vehículos de media, en 2010 esa cifra se redujo hasta los 35.468. Por tanto, menos coches en las ciudades y más usuarios del transporte urbano, con una ligera subida del 0,12 por ciento.

La intensidad circulatoria ha descendido en las autopistas que atraviesan la Comunidad un seis por ciento, con casi 1.000 vehículos menos, aunque la caída más destacable es la de las autovías, con 82.000 vehículos menos al día. La misma tendencia, aunque más moderada, presenta la red autonómica con un retroceso del 2,2 por ciento.

Quizá la respuesta esté en el alza del precio de la gasolina, que se ha encarecido más de un 15 por ciento entre 2007 y 2010, pasando desde los 93,8 céntimos de euro por litro a los 108,4 y el del gasoil, que de los 98,4 céntimos, ha pasado a los 88,4 de 2007. No obstante, la escalada de los carburantes parece no tocar techo, ya que en 2011 y lo que va de 2012 ha seguido creciendo, hasta los 133,5 y los 131,6 céntimos a principios de año, informa Ical.

Alternativas

Ante esta situación, parece que las bicis ganan terreno, aunque sólo en las grandes ciudades. Así, por ejemplo, el Consistorio de la capital leonesa contabilizó el pasado año 89.051 préstamos de bicicletas y 4.685, frente a las 6.684 concesiones y 2.357 usuarios de 2008. Los taxis leoneses perdieron en ese periodo unos 17.000 clientes, como en Soria, donde el Ayuntamiento realizó el pasado año 1.802 préstamos de bicicletas y cuantificó un índice de motorización de 492 turismos por 1.000 habitantes, lo que se tradujo en 2,6 desplazamientos por persona y día.