Cinco escaños en el aire

Burgos, León y Salamanca, además de Ávila y Soria, centran la disputa

I. JIMENO
VALLADOLID Actualizado:

Aunque lo cierto es que hoy se eligen 32 diputados, también lo es que la pugna se centra especialmente en cinco escaños. Todos los votos y actas logradas son importantes, pero es en cinco en las que especialmente han centrado sus esfuerzos los principales partidos, PP y PSOE —los que parten con posibilidad de obtener representación entre los 23 que concurren—, ya que dados los resultados de las municipales y autonómicas del 22 de mayo y los pronósticos que apuntan las diferentes encuestas, podría haber cinco cambios respecto a 2008.

Burgos, León y Salamanca son las circunscripciones que han adquirido destacada relevancia de cara a estas elecciones. Es aquí donde el PP aspira a lograr otros tres diputados que arrebataría directamente al PSOE. Junto a éstas, los últimos sondeos han situado en el centro de la pugna a Ávila y Soria, dada la posibilidad de que los populares también ganen más parlamentarios por estas provincias, lo que supondría además dejar a los socialistas sin representación en la Cámara Baja.

En 2008, el PP logró 18 diputados de los 32 en liza. De sumar los tres que todos los pronósticos dan por seguros —Burgos, León y Salamanca—, llegaría a 21, lo que supone rozar su techo y casi duplicar en número de escaños a su rival directo, que se quedaría únicamente con 11. Los populares se situarían así al borde de su techo, alcanzado en 1996 y 2000, en los años de despegue del PP. Mientras el PSOE se derrumbaría casi hasta rozar su suelo, las diez actas cosechadas en las primeras elecciones democráticas (1979) y al mismo nivel que en 1996, coincidiendo con otras crisis económica que hundió a la formación de izquierdas.

El panorama puede variar aún más si en Ávila y Soria también hay cambio en el tradicional reparto de escaños, que deja dos de los tres diputados abulenses bajo el signo de la gaviota, y uno en el de la rosa y uno para cada uno en el soriano, donde sólo se eligen dos parlamentarios. De las grandes circunscripciones, en la única en la que no se prevén cambios es en la de Valladolid, donde el PP tiene mayoría (tres diputados frente a dos). En el resto de las pequeñas, el reparto de escaños en función de la Ley D'Hont hace muy complicado una variación del mapa, en el que los populares tienen mayoría en Palencia, Zamora y Segovia.

También en el Senado los pronósticos apuntan algún posible cambio. Y es también en León donde los populares han puesto las miras, con el objetivo de sumar dos senadores más y lograr 27, lo que dejaría al PSOE con nueve.