Cataluña pide reactivar la salida de papeles de Salamanca

La petición del Parlament tuvo los votos de todos los grupos, excepto PP y Ciutadans

SALAMANCA Actualizado:

La Junta de Portavoces del Parlament de Cataluña aprobó ayer una declaración para reclamar el envío de forma «inmediata» de los más de 4.000 documentos del Centro de la Memoria Histórica de Salamanca; cuya salida estaba prevista para el pasado mes de diciembre y que fue paralizada, ya que el traslado había sido aprobado cuando el Gobierno socialista se encontraba ya en funciones y a pocos días de la toma de posesión del nuevo Ejecutivo de Rajoy.

El texto fue aprobado por mayoría con los votos a favor de los grupos parlamentarios de CiU, PSC, ICV-EUiA, ERC y el subgrupo de Solidaritat Catalana per la Independència (SI), sin que los representantes del PPC y de Ciutadans (C's) se sumaran a la iniciativa. Si bien el PPC comparte el contenido de la declaración, fuentes de este partido explicaron a Efe que no la suscribieron porque se trata de un incumplimiento del anterior ejecutivo central y que al actual titular de Cultura no ha tenido tiempo suficiente para abordar el tema.

La Junta de Portavoces trasladó ayer su «malestar» por la paralización de los envíos a la Generalitat, por lo que solicita que se cumpla la Ley de Restitución a Cataluña de los documentos confiscados durante la Guerra Civil. El problema es que, tal y como han denunciado historiadores, la Junta de Castilla y León y las instituciones salmantinas e incluso el que fuera en un principio director del Archivo de la Guerra Civil, Miguel Ángel Jaramillo, se han enviado legajos que «nada o poco tienen que ver» con instituciones o personas catalanas.

Ante el anuncio de la última salida de documentación prevista para la primera quincena del mes de diciembre y días antes de la toma de posesión del nuevo Gobierno, la Consejería de Cultura de la Junta de Castilla y León y el Ayuntamiento salmantino remitieron una carta a la entonces ministra Ángeles González Sinde, en la que le trasladaban su posición contraria ante este envío, teniendo en cuenta que se hacía cuando el gobierno de Zapatero se encontraba ya en funciones.

Desde el 19 de enero de 2006 en que se realizó de madrugada el primer envío de legajos desde el entonces Archivo de la Guerra Civil hacia Cataluña, hasta el pasado mes de octubre han salido de Salamanca miles de documentos, muchos de los cuales de dudosa relación con Cataluña.

Durante el último año, a estas salidas también se unió otro envío al País Vasco, principalmente de documentación relacionada con el PNV y organizaciones sindicales.