José Antonio de Miguel, en una de sus intervenciones en las Cortes - F. HERAS

El «Cascos» del PP de Almazán

El procurador José Antonio de Miguel anuncia su intención de presentarse bajo otras siglas al no ser designado por su partido candidato a la alcaldía del municipio adnamantino

MONTSE SERRADOR
VALLADOLID Actualizado:

La historia del PP asturiano va camino de repetirse en el segundo municipio más grande de la provincia de Soria, Almazán, después de que un procurador popular anunciase la presentación de una candidatura independiente al no ser designado por su partido como candidato a la Alcaldía.

El propio José Antonio de Miguel Nieto reconoció ayer a ABC que «esta situación es similar a la que se ha vivido en Asturias con Álvarez Cascos» y tal es así que los acontecimientos están a punto de repetirse en el mismo orden: baja de militancia, abandono del escaño de procurador y formación de una nueva agrupación.

Así lo anunció De Miguel Nieto quien insistió en que el plazo para que el candidato oficial a la alcaldía de Almazán, Félix Hernández Tajada, renunciase a su candidatura, finalizaba ayer a las 24 horas, un hecho que no ocurrió. El siguiente paso, según el todavía procurador del PP, era convocar para hoy a los afiliados del municipio que, mayoritariamente, según sus palabras, son partidarios de que sea él el aspirante a regidor, en contra de la Dirección Provincial del PP de Soria que ha ratificado a Hernández Tajada.

Luchas internas

Precisamente, desde la dirección soriana de los populares se asegura que dicha candidatura toma forma después de que la Agrupación Local de Almazán no respondiese a los requerimientos para nombrar un candidato. Una versión que, obviamente, no coincide con la de De Miguel Nieto, para quien el conflicto es el resultado de que no apoyase a la actual presidenta del partido en la provincia soriana, Mar Angulo.

Lo cierto es que la situación está ya bastante lejos de reconducirse ya que José Antonio de Miguel confirmó a este periódico su intención de abandonar su militancia en el PP «porque no puedo seguir representando a un partido que no me quiere». Es más, como procurador en las Cortes regionales por la provincia de Soria también anunció su intención de dejar su acta ya que, aunque el periodo de sesiones finaliza este mismo mes, forma parte de la Diputación Permanente de las Cortes, por lo que continuaría en activo «y yo no estoy dispuesto a pasarme al Grupo Mixto». «No vivo de la política aunque me guste, así que me iré antes de que me echen», concluyó. El todavía presidente de la Agrupación Local de Almazán asegura que aunque todo depende de lo que decidan todo apunta a que se creará una nueva formación con la que rpesentarse en varios municipios o se buscará una ya existente de signo centrista.

Y mientras, el otro protagonista de la historia, Félix Hernández Tajada, asegura que no tiene la menor intención de renunciar a su candidatura a la que llega «después de que en la Junta Local, tras varios intentos, no se presentase nadie». Dice, además, no entender la postura de José Antonio de Miguel, «con el que trabajé durante cuatro años en el Ayuntamiento y con el que tenía buena relación», pero que «ha dado un paso radical diciendo que soy una imposición y anunciando una lista alternativa».