En Burgos se llegó a los 40 grados - f.o

El calor sofoca a Castilla y León

La llegada del verano eleva el mercurio por encima de los 35 grados en toda la región y amenaza con seguir subiendo

ICAL
VALLADOLID Actualizado:

El inicio del verano elevó durante este fin de semana el mercurio hasta su punto más alto en lo que va de año en toda Castilla y León con temperaturas cercanas a los 40 grados centígrados en casi todas la provincias, con especial incidencia en el sur de Ávila, donde se llegó a dicha marca, Salamanca y El Bierzo (León). Tanto la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) como Protección Civil advirtieron de que en la jornada de hoy los termómetros se mantendrán en valores parecidos o, incluso, podrían llegar a subir. El agua, las piscinas y los abanicos fueron los protagonistas en las se produjo algún «golpe de calor» sin excesivas consecuencias.

A los 39 grados centígrados se llegó en Arenas de San Pedro —en la denominada «Andalucía de Ávila»—, mientras que los termómetros alcanzaron los 40 grados centígrados en el Alto Tiétar; en concreto, en Sotillo de la Adrada, donde se registró un «pequeñísimo» incendio que fue «rápidamente extinguido».

Los burgaleses desafiaron al calor como pudieron y combatieron la treintena de grados, que desde primera hora de la mañana se registraron en la capital, con botellas de agua y mucha paciencia. La ola de calor no impidió que los ciudadanos disfrutaran de su tercer día de fiestas mayores, pese a que las elevadas temperaturas jugaron alguna que otra mala pasada. Lipotimias, mareos y desmayos tuvieron que ser atendidos por el personal médico que durante los festejos vela por el buen funcionamiento de la ciudad.

En León capital, se alcanzaron máximas de 35 grados. Sin embargo, la peor parte se la llevó la comarca de El Bierzo, donde se avisó de un nivel de riesgo importante con unas temperaturas que alcanzaron los 39 grados.

Paellada espesa

En Palencia, los termómetros llegaron a los 37 grados en la capital y varios municipios de la provincia. Los termómetros también se dispararon en Salamanca, donde llegaron a registrarse máximas de hasta 39 grados. Estas altas temperaturas pudieron ser la causa de un incendio que se registró el sábado en el Centro de Tratamiento de Residuos de Gomecello (Salamanca),

La de ayer fue también la jornada más calurosa del año en Segovia . El ambiente caluroso llenó las piscinas —hasta el sábado semivacías— y también «afectó» a la tradicional paella que organiza el Ayuntamiento de Segovia con motivo de las Ferias y Fiestas de San Juan y San Pedro.

Municipios sorianos como Garray o San Esteban de Gormaz registraron temperaturas de 34 grados, si bien la sensación térmica fue mucho mayor.

La capital vallisoletana registró temperaturas superiores a los 37 grados y las calles de la ciudad permanecieron casi desiertas en las horas de más calor.

Por último, en Zamora el mercurio rozó los 40 grados, mientras que la provincia osciló entre los 35 de máxima registrados en Alcañices, los 36 de Villalpando o los 38 de Benavente.