CC.OO. y UGT califican de «intocables» las partidas del Diálogo Social

Vaticinan una negociación difícil y que todas las partes deberán hacer «esfuerzos»

FÉLIX IGLESIAS
VALLADOLID Actualizado:

Comisiones Obreras (CC.OO.) y la Unión General de los Trabajadores (UGT) presentaron ayer sus propuestas para la Estrategia de Empleo 2012-2015, enmarcado en el nuevo proceso del Diálogo Social, y donde, además de una serie de actuaciones para la creación de puestos de trabajo y la protección de los desempleados, se marca y subraya la línea roja de mantener al menos las mismas cantidades presupuestadas —en torno a 300 milones de euros— para este año en los ámbitos de Empleo, Formación Profesional, Salud Laboral y Prevención de Riesgos e Igualdad, mesas constituidas recientemente entre la Junta de Castilla y León, la Confederación de Organizaciones Empresariales de Castilla y León (Cecale) y los propios sindicatos.

Los secretarios regionales de CC.OO. y UGT, Ángel Hernández y Agustín Prieto, respectivamente, reiteraron en rueda de prensa la necesidad de hacer del empleo materia prioritaria para el próximo ejercicio presupuestario, máxime en la actual coyuntura económica que ha multiplicado la precarización del trabajo, por lo que calificaron como «intocable» la partidas presupuestadas en 2001 para estas materias por las administraciones públicas, aunque reconocieron que será un proceso negociador complicado y «donde todos tenemos que hacer esfuerzos para llegar a un acuerdo», aunque precisamente por esa complicada coyuntura «las políticas activas de empleo no se tocan», señalaron los dos sindicalistas, aunque sí se pueden redefinir.

En el amplio documento de CC.OO. y UGT se detallan sus propuestas con cinco principios rectores: mejora de las condiciones laborales, igualdad de oportunidades y cohesión social, cohesión territorial (con actuaciones específicas en Ávila y Zamora con altas tasas de paro), lucha contra la economía sumergida y participación de los agentes sociales en los planes del Diálogo Social. Dentro de estas directrices, para los sindicatos los colectivos prioritarios en las políticas de empleo son los menores de 30 años y mayores de 55 años, los desempleados de larga duración, además de colectivos de discapacitados, mujeres, personas en riesgo de exclusión social y trabajadores afectados por ERE.

Al objeto de fomentar la búsqueda activa de empleo y orientación a nuevos sectores productivos, los sindicatos proponen modernizar el Ecyl, mantener los 450 eruos del Programa de Inserción de Empleo, así como una ayuda de 1.000 euros para los trabajadores con movilidad laboral.

Contra caza subvenciones

También abogaron Fernández y Prieto por las ayudas a las empresas, pero advirtieron contra «los oportunistas y caza subvenciones» frente a a las iniciativas empresariales que creen empleo estable. En este capítulo señalaron que «no queremos financiar con dinero público contratos de trabajo temporal», por lo que cifraron en un máximo del 21% la plantilla temporal de una empresa para ser beneficiaria de políticas de empleo.

Así mismo plantearon medidas contra la economía sumergida, mediante el análisis de los colectivos de trabajadores y sectores en los que existe una mayor precariedad laboral, para establecer programas de fomento para su incorporación al sistema de la Seguridad Social, aunque reconocieron que este problema corresponde a la Hacienda Pública.

Sin presupuestos cerrados

Finalmente, incidieron en la mejora y consideración de la Formación Profesional, a la que atribuyeron más salidas laborales que la universidad, además de adecuarse mejor al sistema productivo. A su vez, reclamaron el reconocimiento y acreditación de las competencias profesionales adquiridas por experiencia laboral y formación no reglada. Por el momento, las mesas de los planes que integran el Diálogo Social están constituido, pero resta conocer los próximos presupuestos del Gobierno y la Junta para definir la negociación, que según CC.OO. y UGT debe ser prioritaria para los todos agentes sociales.