El PP busca el consenso político para defender en Madrid la ordenación
Carriedo, llegando a la sede regional del PP el pasado lunes - f.heras

El PP busca el consenso político para defender en Madrid la ordenación

Pide en una PNL que el Gobierno atienda las «peculiaridades» de Castilla y León

I. JIMENO
VALLADOLID Actualizado:

Es un tema sensible y delicado en el que ha de medirse cualquier movimiento y tanto desde la Junta de Castilla y León como desde el PP regional no están dispuestos a que los pasos dados para avanzar en la ordenación del territorio se vayan al traste en un asunto de por sí complejo al que la intención del Gobierno de modificar la Ley de Bases de Régimen Local ha venido a añadir una nueva dosis de dificultad. El Grupo Parlamentario Popular en las Cortes ha decidido mover también ficha para que el Ejecutivo central atienda la postura de Castilla y León.

Lo hace a través de una Proposición No de Ley (PNL) para su debate en las Cortes, en la que insta a la Junta a «plantear el modelo de ordenación del territorio al Gobierno de España, como modelo que se ajusta a las peculiaridades y características del territorio de Castilla y León, que cree en el municipalismo y en el papel de las diputaciones provinciales». Se suma así a la reivindicación para tener en cuenta las «peculiaridades y características» de cada territorio expresada primero por el presidente regional, Juan Vicente Herrera, en el Congreso del PP, y reafirmada después junto con los dirigentes provinciales del partido en la reunión que mantuvieron el pasado lunes para abordar este asunto.

El Grupo Popular busca «que la voz y posición de Castilla y León sea escuchada, tenida en cuenta», apuntó su portavoz, Carlos Fernández Carriedo, en este momento en que se ha abierto un «debate nacional» sobre la ordenación en el que «no sólo algunos partidos» plantean incluso la supresión de municipios. «Es una buena ocasión para que la voz de Castilla y León sea escuchada» y que «hable» a través de su institución «más importante» como son las Cortes, subrayó Carriedo, quien incidió, además, en la importancia de que se logre con el respaldo de «todos» los grupos políticos. Por este motivo, buscarán con el Socialista y el Grupo Mixto el «consenso». «Si construimos una posición de Comunidad tiene mucha más fuerza que si es el criterio aislado y único de un partido», incidió el portavoz popular, quien advirtió de en que este momento «no se trata» de definir el modelo, sino «los rasgos importantes», pues el método se definirá en una futura ley.

«Apuesta clara»

En este sentido, la PNL insta también a la Junta a «continuar impulsando, desde el diálogo» en el seno de la Mesa de Ordenación del Territorio, los grupos creados y las reuniones con los alcaldes, «el nuevo modelo», basado en la «asociación voluntaria» de municipios para «generar economías de escala» que permitan «mejorar» la calidad de vida de los ciudadanos. La «apuesta» por los ayuntamientos «es clara» y «defendemos la existencia de todos» en la Comunidad, subrayó en este sentido Fernández Carriedo. «Creemos —añadió— que son necesarios, eficientes y sin ellos sería más ineficiente y más caro en un territorio como Castilla y León». En este sentido, la iniciativa de los populares aboga por «avanzar» en el «fortalecimiento» de los municipios para que cumplan con sus competencias.

El otro pilar del modelo impulsado por la Junta que también defiende el PP en esta PNL son las diputaciones, para las que plantea «redefinir» su papel.

Pese a que, en un principio, el planteamiento de Castilla y León parece que chocaba con el nacional —aún sin definir, pero en el que se apuntaba la posibilidad de suprimir municipios—, según Fernández Carriedo, «tengo la impresión de que cada día el Gobierno es más sensible a la posición» de la Comunidad, ya que «considera» los ayuntamientos y las diputaciones.

El PP destaca también el esencial proceso de diálogo que se está llevando a cabo en este asunto.