Del botillo a Santa Teresa

La Junta busca turistas con productos especializados en naturaleza, religión, gastronomía, salud y familia

MARÍA GAJATE
Actualizado:

VALLADOLID

La Casa de las Conchas en Salamanca, el Palacio de Gaudí de Astorga o Las Médulas atraen cada año a miles de visitantes a tierras castellano y leonesas. Son parajes reconocidos que cuentan con potencial de atracción, pero su tirón aumenta con la conquista del paladar si se conjugan con el jamón de Guijuelo, el cocido maragato y el botillo del Bierzo. Una escapada que aglutina todos estos reclamos es uno de los productos especializados que el Ejecutivo autonómico propone en aras de convertir al turismo en un bien más comercial. Para ello, cinco paquetes específicos se lanzan a la caza de públicos concretos: familiar, religioso, salud, naturaleza y gastronomía.

Con el ánimo de que un sector estratégico como el turismo tire del carro en tiempos de crisis, la Junta de Castilla y León no se conforma con el potencial de atracción de las señas de identidad de la Comunidad y apuesta por que hitos históricos, parajes naturales, manjares y tradiciones dejen de ser recursos aislados, se complementen y sean productos comercializables a través de los cinco paquetes, que contemplan una programación completa y especializada para cada público, y que ayer presentó en Intur la consejera del área, Alicia García.

El turista dispone de ofertas adecuadas a sus gustos en función de la elección de una temática de viaje de entre los cinco paquetes disponibles. Los productos ofrecidos varían en función del tiempo de estancia: un fin de semana, puente o siete días, y proponen toda una guía para este periodo.

Si la elección es el paquete de Salud, la oferta varía desde su conjugación con el turismo rural y la visita de parajes como los Arribes del Duero hasta escapadas deportivas en las que además de alojamientos en distintos balnearios, el turista tiene la posibilidad de acercarse a actividades de aventura, paseos a caballo o rutas de bicicleta por montaña.

La Semana Santa es el principal atractivo del producto religioso. Las Edades del Hombre o los pasos de Juan Pablo II por Castilla y León son otras de las ofertas, a las que se unen «Las huellas de los místicos» en un recorrido por las localidades de la Comunidad que mantienen el legado de santos como Santa Teresa de Jesús o San Juan de la Cruz.

Rutas verdes

Casas del Parque, espacios naturales, senderismo, esquí o deportes de aventura son algunas de las posibilidades que atesoran los valles, llanuras y montañas de Castilla y León. Parajes en los que la Junta recuerda al turista con su oferta que se escalonan los mejores platos, castillos, viñedos y construcciones históricas para que los amantes de la naturaleza no se pierdan detalle en sus escapadas. Finalmente, el paquete familiar propone programas para unos días en compañía y adecuados para todos los miembros del hogar, incluidos los más pequeños. Por ejemplo en un fin de semana en la provincia de Zamora, mientras los mayores disfrutan de la arquitectura tradicional, los menores podrán visitar el castillo y el museo de Gigantes y Cabezudos de Puebla de Sanabria. Además, todos juntos explotarán los secretos del espacio natural, su flora y fauna.

Estos cinco paquetes nacen de la mano de la nueva imagen de «Castilla y León es vida» y se enmarcan en la estrategia turística de la Junta, que se basa en la «comercialización, la internacionalización y la concertación público-privada», explicó Alicia García ayer en Intur.