F. BLANCO

Barenboim denuncia la «falta de voluntad» para «invertir» en cultura

El músico argentino ofrece hoy un concierto en Valladolid tras agotar las entradas

VALLADOLID Actualizado:

El pianista y director de orquesta argentino Daniel Barenboim aseguró ayer en Valladolid que «el gran problema de la cultura en general, y de la música en particular, es la falta de voluntad política en todo el mundo para invertir el dinero preciso para educar a los más jóvenes». «La música es necesaria, no es un lujo, y si existiera una educación musical desde la base, el público no sería tan minoritario y no habría que cerrar teatros y orquestas, como está sucediendo. La clave es invertir antes», sentenció, informa Ical.

Así lo apuntó un día antes del concierto que ofrecerá hoy en el Auditorio Miguel Delibes como solista invitado al piano junto a la Orquesta Sinfónica de Castilla y León, bajo la batuta de Dave Clevenger, a quien calificó como «un compañero y amigo» con quien ha compartido escenarios desde hace cuatro décadas.

Con las entradas agotadas hace semanas, el programa incluirá «Las alegres travesuras de Till Eulenspiegel», de Strauss; «Los maestros cantores de Nuremberg», de Wagner, y los conciertos para piano y orquesta número 1 y 2 de Franz Liszt. Será en esas dos últimas piezas donde Barenboim asumirá el protagonismo de la velada, regresando a una ciudad donde llevaba más de medio siglo sin actuar (desde el 20 de octubre de 1960, cuando con 17 años y dentro de su primera gira española, se subió al escenario del Teatro Carrión de Valladolid). «No me hagáis esperar tanto para el próximo concierto porque no puedo garantizar que en 2063 pueda volver, porque mi calendario está muy completo», bromeó el prestigioso músico.

Barenboim confesó estar «muy contento» por regresar a Valladolid tanto tiempo después. Asimismo, declaró estar «muy impresionado» por la «magnífica sala» sinfónica del Centro Cultural Miguel Delibes, y aseguró que «será un placer» tocar en un recinto tan agradable, acompañado por la OSCyL, de cuyos músicos destacó la «gran concentración y atención» que le habían demostrado en sus primeras horas juntos.