F. BLANCO

Una ley de apoyo al emprendedor, primera propuesta de Herrera de cara al 22-M

Pide centrar todos los «esfuerzos» en la creación de empleo y anuncia un plan que «elimine trabas» y «facilitela generación de oportunidades»

ISABEL JIMENO
VALLADOLID Actualizado:

Consciente de que no era el foro más adecuado, pero también de que en un encuentro sobre empleo con presencia de empresarios, sindicatos, trabajadores y parados no podía dejar pasar la ocasión de presentar sus propuestas y abrir una puerta a la esperanza pese a la crudeza de la realidad de la crisis, el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, lanzó ayer su primera iniciativa concreta de cara a las elecciones del 22 de mayo. Si en su proclamación de nuevo como candidato del PP y en sus discursos como líder del Ejecutivo regional ha incidido en numerosas ocasiones que atajar el paro debe ser el objetivo prioritario, las primeras líneas del programa electoral en el que trabaja «personalmente» también irán en esta dirección, pues «hay mucho por hacer en este año 2011, que está llamado a ser clave, crucial, en materia de empleo», dijo ayer en la clausura del foro «Políticas activas y plan regional de empleo» organizado por El Norte de Castilla.

Elaborar en «los primeros seis meses» de la próxima legislatura una Ley de Estímulo a la Creación de Empresas que «sitúe ese objetivo como una de nuestras grandes prioridades en los próximos años» es la propuesta concreta fijada Herrera, quien incidió en que no hay que olvidar que «son los empresarios, los emprendedores, quienes crean empleo», pero que es necesario «implicar a todos los poderes públicos». Así, la norma busca «fortalecer la coordinación y colaboración entre las diferentes instituciones y organizaciones, tanto públicas como privadas» que apoyan la creación de empresas «otorgando rango de ley a todos aquellos aspectos que contribuyan en nuestra Comunidad al fomento del espíritu emprendedor y la conformación de un entorno administrativo más favorable a la iniciativa empresarial».

Precisamente, el presidente de la Junta avanzó que esa nueva ley irá acompañada de una administración «más moderna, menos burocrática, más sencilla, simple y facilitadora y telemática» que quedará plasmada en un Plan de Simplificación Normativa que «elimine trabas» y «trámites no imprescindibles» para «facilitar al máximo la generación de oportunidades y la creación de una empresa».

«En el futuro inmediato deberemos entender el fomento del empleo como una tarea compleja, multidimensional, alineando hacia ella todos los esfuerzos y políticas para conseguir recuperar cuanto antes la senda de la creación de empleo neto», advirtió Herrera, quien alertó de que pese al escenario «plagado de incertidumbres y sobresaltos económicos y financieros» que se presenta, no hay que esperar para actuar. «Tenemos que hacer muchas cosas, podemos hacerlas entre todos», incidió el líder del Ejecutivo, quien llamó a centrar todos los «esfuerzos» en que Castilla y León logre «recuperar un escenario de crecimiento económico más humano, sostenible y estable» con unos niveles de ocupación y tasa de paro «similares» a la media de la UE.

No debilidad demográfica

Precisamente sobre la tasa de paro Herrera advirtió de que Castilla y León mantiene unos niveles inferiores a la media nacional en parte debido a la «respuesta temprana» a la crisis. «Es cierto, con grandes sinsabores, con enormes dificultades, pero Castilla y León está resistiendo mejor», destacó Herrera, quien negó que las cifras «menos negativas» de desempleo se deben a «a una hipotética debilidad demográfica», tal y como ha denunciado el PSCL. Eso sí, no ocultó una realidad «de objetiva y muy seria dificultad» que arroja 205.000 parados en la región y en cuyo análisis debe primar «el sentido de realismo y responsabilidad». Pero no se conformó con la queja, y al igual que empezó su discurso, terminó lanzando un mensaje de optimismo para salir de crisis.