Alejo y Martínez censuran la prejubilación de Fernández y el resto del PSCL calla
Miguel Alejo y Carlos Martínez en una imagen de archivo - ical

Alejo y Martínez censuran la prejubilación de Fernández y el resto del PSCL calla

El alcalde de Soria ve «indecente» la indemnización y el delegado del Gobierno recuerda que él renunció a este emolumento

VALLADOLID Actualizado:

La actual situación económica «tiene su origen en una crisis de valores» y los políticos, en especial, deben de dar ejemplo. Ante la escasez de muchos y el lujo de pocos el delegado del Gobierno en Castilla y León, Miguel Alejo, continuó ayer con esta reflexión en la guerra abierta contra el socialista leonés Francisco Fernández por aceptar una indemnización de medio millón de euros, que se sumaría a sus más que posibles retribuciones como diputado del Congreso y que a día de hoy cobra una dedicación exclusiva en el consistorio como portavoz de la oposición. Cifras ante las que continúa viva la polémica e indignación y que sigue sumando detractores entre la clase política, empresarial y sindical. El PSOE guarda silencio. Sólo el representante del Ejecutivo central en la Comunidad y el alcalde de Soria, Carlos Martínez, plantan cara a la cuestionable cuantía que recibirá el ex regidor tras una prolongada excedencia en Caja España-Duero, en cuyo consejo de administración ocupa una butaca.

En tiempos de crisis se tiene que apretar el cinturón todo el mundo «o sólo algunos» se preguntó Alejo, que explicó que él renunció a la prejubilación como inspector de educación, decisión que tomó como político y no como funcionario. Además, lamentó que «haya tanta diferencia entre la persona que va a una caja a pedir un crédito y no se lo dan» y lo que se paga en otros casos. Y es que la cantidad que percibirá Fernández es «indecente», señaló ayer su compañero de filas, el alcalde de Soria, Carlos Martínez , que eximió al Consejo de Administración de la entidad de responsabilidad alguna en la cantidad, ya que «son condiciones laborales pactadas». Pero no por ello, dejan de ser «desorbitadas». «Le corresponderá, pero que no me parece de recibo», apostilló, según informa Ical.

Mientras la tempestad continúa, en el PSOE mantienen la calma. Los afines a Fernández no cuestionan sus méritos para recibir una indemnización que dicen merecida por sus años de trabajo. Mientras secretario de los socialistas leoneses guarda silencio y no responde a las peticiones de renuncia surgidas desde sus propias filas, como fue el caso de Alejo, que llamó a sus principios éticos.

Desde el PP, continuaron ayer censurando la suculenta prejubilación de Fernández. La presidenta de los populares de Cataluña, Alicia Sánchez Camacho, la tachó de «inmoral» y le reclamó que la devuelva, y se adapte así a una situación económica grave en la que gran parte de las familias no llegan a final de mes y a ellas y a los parados les «ofende» aceptando esta suma en su condición. Al hacerlo, contribuye, a su juicio, a que el PSOE esté protagonizando en «la ciudad del presidente del Gobierno» un «escándalo de indecencia» y lamentó que aún así se le permita a Fernández concurrir como número dos al Congreso por León en las elecciones generales. Por ello, los populares, emplazaron a José Luis Rodríguez Zapatero a que dé una explicación «con muchísima claridad y transparencia», añadió el cabeza de lista a la Cámara Baja del PP por la misma circunscripción, Alfredo Prada.

De la Riva: «Un disparate»

Un sinfín de críticas se siguen despertando en torno a la polémica. El alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva, consideró un «disparate» la indemnización concedida al ex alcalde cuando Caja España-Caja Duero «no está en su momento más brillante». Del mismo modo, el presidente de la Diputación de Zamora y miembro del Consejo de Administración de la entidad, Fernando Martínez Maíllo, dijo que no es «razonable» que Fernández perciba una jubilación «tan exagerada». Y en medio de esta guerra, UPyD exigió a PP y PSOE que expliquen la cuantía de las indemnizaciones y prejubilaciones recibidas por los consejeros y presidentes de las Cajas de Castilla y León.