Africanos y asiáticos elevaron el número de inmigrantes en 2010

Africanos y asiáticos elevaron el número de inmigrantes en 2010

La llegada de sudamericanos a la región descendió y la de europeos se mantuvo

VALLADOLID Actualizado:

El número de extranjeros creció un 1,95 por ciento en Castilla y León en 2011 en relación al ejercicio anterior, con 3.318 más, hasta totalizar 172.816 personas, una cifra que contrasta con la evolución de residentes nacionales en la Comunidad, cuya evolución fue negativa, con 4.370 menos, hasta contabilizar 2.385.647 ciudadanos, si bien porcentualmente representa una ligera caída del 0,18 por ciento.

Según los resultados definitivos de la explotación estadística del Padrón Municipal del año 2011, el mayor número de foráneos que vivían en Castilla y León a 1 de enero del pasado año procedían de Europa (91.007 habitantes), la práctica totalidad de países de la Unión. Este porcentaje se mantiene en relación a 2010, cuando fue de 91.107 personas.

Por el contrario, se incrementó la cifra de extranjeros que llegaron a Castilla y León desde África, un colectivo que pasó de 23.043 a 26.990 habitantes (17,1 por ciento más), al igual que los asiáticos, que pasaron de 4.766 a 5.635 (18,2 por ciento más).

Sin embargo, los foráneos sudamericanos, que representan la mayor parte de los extranjeros del territorio americano, sufrieron un descenso de su representación en la Comunidad hasta los 38.240 frente a los 40.102 de un año antes (4,6 por ciento menos).

Ávila, a la cabeza

Por sexos, 90.478 de los 172.816 extranjeros que viven en la región son hombres (52,3 por ciento), frente a 82.338 mujeres (47,7 por ciento). Por provincias, en las nueve creció el número de foráneos, aunque donde más lo hizo, tanto en términos absolutos como porcentuales, fue en Ávila, con 961 más, que representan un incremento del 7,6 por ciento.

En términos absolutos, Castilla y León perdió 1.052 habitantes durante el año pasado y sitúo su población en 2.558.463 personas, una cifra que supone un 0,04 por ciento menos que un año antes. La Comunidad fue una de las cuatro regiones que perdieron población, algo que también sucedió en Asturias (-2.856 y un 0,3 por ciento menos), Galicia, (-2.231 y un 0,1 por ciento de caída) y Aragón (-802 habitantes y un 0,1 por ciento menos). En España, el padrón oficial desvela que a 1 de enero de 2011 había 47.190.493 habitantes, es decir, 169.462 más (0,4 por ciento de crecimiento).

Por provincias, el número de personas empadronadas aumentó en Valladolid, con 1.234 más (0,2 por ciento de aumento), Ávila, con 808 (0,5), y Burgos, con 831 (0,2). Por su parte, León fue la provincia que más habitantes perdió, con 1.485 y un 0,3 por ciento menos; seguida de Palencia, con 842 personas menos (-0,5); Zamora, con 831 (-0,4), y Salamanca, con 633 (-0,2). Las que menos población perdieron fueron Segovia, con 99 personas menos, y Soria, con 35.