Afectados por la N-1 realizan un funeral reivindicativo en Burgos
Los vecinos de Quintapanalla vistieron de luto antes las últimas muertes y la situación de la carretera - F. O.

Afectados por la N-1 realizan un funeral reivindicativo en Burgos

Tras recordar a las numerosas víctimas que ha dejado esta carretera, reclaman soluciones inmediatas

MAR GONZÁLEZ
BURGOS Actualizado:

Alrededor de doscientas personas escenificaron ayer un funeral por todas las víctimas de la Nacional 1 a las que recordaron con medio centenar de cruces. De este modo reivindicaron que se ejecuten las obras pendientes de mejora de esta vía y se liberalice el peaje de la autopista entre Burgos y Miranda. Rafael Solaguren, portavoz de los vecinos que acudieron vestidos de luto, dejó claro que las cruces representan a todos los que han perdido la vida en la nacional 1 en las últimas décadas pero también a quiene la perderán «si no se toman las medidas oportunas».

En este sentido, pidió que se ejecuten de inmediato las obras de mejora proyectadas para esta carretera, algunas de las cuales están pendientes desde el año 2005, y que se disminuya la intensidad de tráfico que soporta para lo que consideró necesario que se tomen las medidas necesarias para que, sobre todo los vehículos pesados, se deriven por la autopista de peaje.

La manifestación partió de Quintanapalla por una pista paralela a la N-1 y culminó en el cruce con la localidad de Atapuerca donde se han producido numerosos accidentes. Allí colocaron las cruces y leyeron un comunicado en el que se pide que se inicien los trámites para solucionar «de forma definitiva» las comunicaciones en el corredor Burgos-Miranda de Ebro. Solaguren abogó porque, tras este acto revindicativo convocado por un grupo de vecinos, se revitalicen las plataformas ciudadanas creadas hace años en las localidades de Burgos y Briviesca porque pasa el tiempo y «quienes recorren esta carretera a diario están jugando a la lotería y pueden perder la vida en cualquier momento»

En paralelo a la reivindicación vecinal, el Ayuntamiento de Atapuerca ha convocado para el próximo miércoles la reunión del Foro de municipios del entorno de la N-1 de la que forman parte una veintena de núcleos de población que reivindican soluciones para esta vía. El promotor de esta iniciativa fue el ex alcalde de Atapuerca y actual alcalde en funciones de Burgos, Fernando Gómez, que confirmó ayer la participación en el foro del consistorio burgalés. Gómez señaló que la plataforma no ha podido reunirse antes por el paréntesis de los pasados comicios municipales, pero, en su opinión, aún en los casos en los que se han producido cambios de gobierno espera que sigan apoyando el foro «porque la mejora de la Nacional es una necesidad» para los vecinos de la zona.

Apoyo de Rico

Por otro lado, el presidente de la Diputación y del PP de Burgos, César Rico, manifestó ayer su apoyo a los vecinos del entorno de la Nacional 1 en una «reivindicación histórica» que necesita una «solución ajustada a los tiempos que corren». En este sentido, recordó que el PP dejó proyectados hace dos legislaturas cinco actuaciones de mejora que «el PSOE no ha ejecutado» y que hubiesen mejorado la condición de esta carretera nacional. Rico señaló que el PP propuso incluso, a través de una moción en el Senado, que la ejecución de las obras se compaginase con la liberalización temporal del peaje de la autopista en el tramo paralelo, como se ha realizado en Cataluña. Además, Rico recordó que el PSOE prorrogó en dos ocasiones la concesión de la autopista Ap-1 entre Burgos y Miranda de Ebro que en la actualidad llega hasta el 2018.