EFE  De izquierda a derecha, García Prieto, Clemente, López, Rodríguez Zapatero, Gamoneda y Amilivia ayer en la Casa Museo
EFE De izquierda a derecha, García Prieto, Clemente, López, Rodríguez Zapatero, Gamoneda y Amilivia ayer en la Casa Museo

Zapatero elude explicar en León la polémica ubicación del Inteco y la escasa ejecución del Plan del Oeste

BELÉN MOLLEDALEÓN. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, eludió ayer en León desvelar los motivos que llevaron a la Administración central a decantarse por comprar por 1,4 millones

BELÉN MOLLEDA LEÓN.
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, eludió ayer en León desvelar los motivos que llevaron a la Administración central a decantarse por comprar por 1,4 millones de euros una parcela para instalar la sede del Instituto de las Tecnologías de la Comunicación (Inteco) en el polígono de La Lastra, en la capital leonesa, en lugar de aceptar el terreno gratuito ofrecido por la Junta de Castilla y León en el Parque Tecnológico de León.

La incógnita sobre este asunto aún continúa y, al igual que se hizo en su día cuando se anunció mediante nota de prensa la adquisición de estos terrenos y como hizo la semana pasada el director general de Telecomunicaciones, Francisco Ros, quien visitó la sede provisional del Inteco. Zapatero recorrió estas instalaciones sin mediar palabra sobre este asunto (ni sobre ningún otro), pese a que se daba por hecho que sería el propio presidente del Gobierno el que justificara la elección.

Tampoco se pronunció sobre el Plan Oeste que él mismo prometió para las provincias de León, Zamora y Salamanca, pese a las reiteradas denuncias de los partidos de la oposición, que lamentan que esta iniciativa no se ha cumplido en más de la mitad de los compromisos aprobados en el Consejo de Ministros. El presidente del Gobierno visitó ayer León, donde clausuró la II Reunión de Directores de Institutos Cervantes del mundo (58) e inauguró la Casa Museo Sierra Pambley, como estaba previsto, pero eludió entrar a valorar asuntos locales. Sí lo hizo con temas nacionales en una recepción que ofreció posteriormente en el Hostal de San Marcos a los medios de comunicación de Madrid, si bien «olvidó» a los de León porque, según se puso como pretexto, ya les recibió hace un mes en el Palacio de La Moncloa, cuando organizó un almuerzo con periodistas leoneses.

La visita oficial de Zapatero a León comenzó a las diez y media en el Parador de San Marcos, donde clausuró la reunión de directores del Instituto Cervantes. Acompañado del ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, Zapatero se refirió al español como «un idioma para la paz» y «como una lengua de entendimiento y de diálogo que tiende puentes en todo el mundo».

Allí reiteró el compromiso de su Gabinete con el Instituto Cervantes y se refirió al hecho de que este organismo vaya a «sistematizar» la enseñanza de las lenguas cooficiales de España en todos los centros.

«Leoneses ejemplares»

A continuación, Zapatero inauguró, acompañado por la consejera de Cultura de la Junta, Silvia Clemente, y el presidente de la Diputación de León, Javier García Prieto, la Casa Museo Sierra Pambley, en la plaza de la Catedral, donde descubrió una placa conmemorativa y firmó en el libro de honor de esta Fundación. Allí destacó el papel de esta institución como «ejemplo, historia y hoy futuro, gracias al trabajo y generosidad de leoneses ejemplares».

Rodríguez Zapatero se interesó en la Casa Museo por obras como las siete partidas de Alfonso X El Sabio del año 1576, el cuadro de «La Anunciación», procedente de la localidad leonesa de Hospital de Órbigo, y recorrió la sala de los juegos, donde contempló la caja de juegos china y la baraja satírica, la sala de los niños, donde se aloja una vitrina de juguetes antiguos y la sala de música, donde se encuentra uno de los cinco pianos documentados hasta el momento de Vicente Ferrer.

La visita oficial del presidente del Gobierno a la capital leonesa concluyó en las instalaciones provisionales del Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación (Inteco), en las que estuvo acompañado, además, por el secretario de Estado de Telecomunicaciones, Francisco Ros; el secretario regional del PSOE, Ángel Villalba; el alcalde de León, Mario Amilivia; el director general de Telecomunicaciones de la Junta, Antonio Francisco Pérez, y el rector de la Universidad de León, Ángel Penas.

Primera visita al Inteco

El presidente del Gobierno saludó personalmente a los trabajadores del Inteco -muchos de ellos recién incorporados a su puestos - y conoció la marcha de los proyectos que desarrolla el Instituto, cuyo director, Enrique Martínez, le ofreció las explicaciones oportunas. El presidente el Gobierno estuvo acompañado también durante su visita a estas instalaciones por miembros del PSOE de Castilla y León, como los procuradores autonómicos por la provincia y concejales del grupo municipal socialista. Desde las filas socialistas, el portavoz en el Ayuntamiento de León y ex alcalde , Francisco Fernández, destacó la importancia del Instituto como «gran proyecto» para la ciudad de León y aseguró que «a algunos sólo les quedará hacer polémica», en referencia a la disputa surgida en torno a la ubicación del Instituto. «A nosotros sólo nos queda crear puestos de trabajo, cada uno hace lo que sabe», afirmó.