Villalba celebra «la vuelta a la cordura tras la comedia de los tres camarlengos»

El líder socialista acusa a Villanueva, Ruiz y Fernández Mañueco de urdir «una supuesta crisis para que el papable Herrera aparezca como el presidente conciliador»

VALLADOLID. JAVIER MORONATTI/
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El secretario general del PSOE de Castilla y León, Ángel Villalba, celebró ayer la «vuelta a la cordura de la Junta después de la maniobra organizada por sus camarlengos duros y hostiles, Ruiz, Villanueva y Fernández Mañueco ante la visita de José Luis Rodríguez Zapatero, al futuro polígono del Gobierno regional en Cubillos del Sil (León) el próximo lunes». El dirigente socialista opina que «si ha sido una improvisación, mal y si ha sido una comedia, nos han entretenido. Villanueva, en la sombra, y Fernández Mañueco y Ruiz en sus declaraciones han urdido una maniobra con una supuesta crisis de humillación intentado que el «papable» Herrera aparezca como el presidente conciliador».

En este sentido, Villalba, que compareció ayer en la sede socialista de Valladolid para analizar asuntos de actualidad, criticó el «comportamiento cínico» del Gobierno autonómico, «que no ha tenido problema en inaugurar el Archivo provincial de Zamora, en el que el Ministerio de Cultura ha invertido 7 millones de euros, y no invitar a ningún representante» del Ejecutivo central.

Después del cruce de cartas vivido ayer entre ambos gabinetes, el secretario regional del PSOE desveló que todo se solucionó «con una conversación telefónica que esta mañana -por ayer- han mantenido Herrera y Rodríguez Zapatero», aunque lamentó que se llegase a una situación que nunca se ha vivido entre una comunidad y el Ejecutivo central, dijo. «Hemos sido una clara excepción», añadió. Villalba explicó que el presidente de la Junta comunicó a su homólogo nacional que no tiene inconveniente alguno en esta visita y que estará todo preparado y organizado». Además, según el relato de Villalba, Herrera sólo puso como condición poder mantener un encuentro «discreto» a solas el mismo lunes, lo que será atendido por el presidente del Gobierno, aseveró.

Igualmente, Villalba añadió que el Ejecutivo autonómico ha tenido un discurso «poco inteligente» porque Rodríguez Zapatero eligió un polígono industrial de El Bierzo «en el que hubiese participación de PP y PSOE» ya que el suelo ha sido cedido por Ponferrada (con gobierno popular) y Cubillos (socialista). «Era un gesto de ser presidente de todos, un reconocimiento a la buena actividad de Gesturcal», subrayó. Además, el secretario socialista puntualizó que el polígono de Cubillos del Sil lo van a pagar las familias de León que adquirieron su vivienda en Eras de Renueva.

Asimismo, demandó avanzar en una legislación autonómica sobre protocolo que permita adjudicar a todas las instituciones su papel en un evento de estas características. »Esta Comunidad tiene que tener una legislación que regule la presencia de las instituciones», afirmó. Según el líder socialista, «el PP no conoce el protocolo y ya es hora de que se regule este marco».

Fernández Mañueco: «Villalba quiere ser el perejil de todas las salsas». Por su parte, el secretario regional del PP, Alfonso Fernández Mañueco, respondió ayer al secretario general del PSCyL que él es el responsable directo de los enfrentamientos y del «mal clima y malos entendidos» que puedan surgir entre la Junta y el Gobierno central «por su intención de querer ser el nuncio del presidente del Gobierno». Fernández Mañueco acusó a Villalba de querer ser «el perejil de todas las salsas y de hacer la cama al delegado del Gobierno», informa Ical.