Lotería de navidad

Las ventas del Sorteo de Navidad suben un 0,61 en CyL con 82,22 por habitante

Actualizado:

La venta de lotería para el Sorteo Extraordinario de Navidad que se celebra hoy ha aumentado un 0,61% en Castilla y León, hasta los 210,3 millones, frente al recorte del 0,49% nacional, lo que deja el gasto por habitante en la Comunidad en 82,22 euros, 25,4 euros más que la media española.

Según datos de Loterías y Apuestas del Estado facilitados hoy, el gasto medio por habitante en 2011 en España ha sido de 56,82 euros, y el total de ventas ha ascendido a 2.681.595.120 euros, de los que en Castilla y León se han vendido 210.358.260 euros.

Con esos datos en Castilla y León se ha producido un ligero recorte respecto al gasto medio que en el 2010 fue de 82,8 euros, aunque la Comunidad mantiene el segundo lugar del conjunto de las autonomías, sólo superada por los 80,74 euros de La Rioja.

Por provincias, y también un año más, los sorianos son los que más gastan de media tanto de la Comunidad como de España, con 199,22 euros, un 0,34 por ciento menos que en el 2010, hasta los 18,97 millones de euros de gasto total.

La segunda de mayor gasto ha sido Segovia, con 113,19 euros por habitante, hasta los 18,5 millones, un 2,53 por ciento menos que en el sorteo de las anteriores navidades.

Le ha seguido Burgos, con 106,13 euros por burgalés de media, hasta los 39,8 millones de euros de gasto en la provincia, un 3,24 por ciento más que en el 2010.

Palencia ocupa cuarto lugar, con 99,20 euros por habitante, hasta los 17,029 millones, que suponen un aumento del 0,48 por ciento; el quinto es para Zamora con un gasto de 73,58 euros por habitante, hasta los 14,2 millones, con un ligero descenso del 0,62 por ciento.

En León el gasto medio por habitante ha sido de 72,53 euros, hasta los 36,1 millones, un 0,68 por ciento menos que en el 2010; en Ávila cada habitante ha destinado 68,76 euros de media, con un gasto total de 11,8 millones, un 2,08 por ciento menos que en el 2010.

Cada vallisoletano ha gastado una media de 61,61 euros en este sorteo, con un total de 32,9 millones, un 1,19 por ciento más que el pasado año; y cada salmantino ha comprado lotería por 58,76 euros, hasta los 20,7 millones en total, un 3,43 por ciento más que hace un año.

La provincia de Soria, con 199,22 euros, es la que más lotería por habitante ha jugado, y las que menos Melilla, con 14,04 euros, y Ceuta, con 14,59 euros.

En la ciudad autónoma de Ceuta ha sido donde más se ha incrementado la venta, un 6,68%, seguida de las provincias de Huelva, un 6,35%, Las Palmas, un 5,67, y Salamanca, un 3,43%. Algo menos subió la venta en Asturias, 1,03%, Cuenca, 1,61%, Girona, 1,61, Granada 1,47%, Sevilla, 1,16%, y Valladolid, 1,19%.

Donde más ha bajado la venta de Lotería de Navidad ha sido en Lleida, 6,58%, A Coruña, 6,51%, Albacete, 5,58%, y Ourense, 4,29%.

Un año más, desde que se creó la Lotería de Navidad en 1812, Ávila, Salamanca y Zamora buscarán hoy su primer gordo, que ha tocado en 17 ocasiones en Castilla y León, la última el pellizco del año pasado en Saldaña (Palencia), aunque fue el segundo el que regó de millones Roa de Duero, en Burgos.

Aunque la suerte no ha sido muy esquiva con Castilla y León, ya que en la última década el gordo ha tocado en cinco ocasiones, en el 2000 y 2002 en Segovia, y más recientemente en Almazán (Soria) y en la capital soriana, en 2006 y 2008, y el pasado año con ese pellizco de tres millones de euros que dejó en Saldaña, en Palencia.

En el 2000, la Lotería de Navidad regó Castilla y León con más de 51.500 millones de pesetas, 310,4 millones de euros; con casi 7.300 millones de pesetas, 44 de euros, sonrío la fortuna en 2001, con 205 millones de euros en el 2002, mientras que al año siguiente la Comunidad se tuvo que conformar con una migajas, 7,74 millones.

Se recuperó algo en 2004, en el que el sorteo dejó 159 millones; que se recortaron a 3,6 en el 2005, se elevaron a unos 400 en el 2006, mientras que el 2007, con 2,5 millones fue uno de los menos afortunados.

En 2008 llegó otra lluvia de más de 110 millones de euros, que se quedó reducida a seis en el 2009, para en el 2010 recuperarse con 70 millones que regaron Castilla y León, con ese pellizco del gordo y parte del segundo