Varias personas se saltan la prohibición que protege al Acueducto de Segovia y se suben a sus arcos

El monumento está protegido por la La Ley de Patrimonio Cultural de Castilla y León que considera un delito cualquier daño que se le pueda ocasionar

ABC
Actualizado:

Hace casi dos años que el Ayuntamiento de Segovia colocó una placa en la plaza de Día Sanz en la que se recuerda que está prohibido subirse al Acueducto, una medida de carácter preventivo para evitar que turistas o segovianos suban a los arcos más bajos del monumento situados en esta plaza.

Además, en la placa se indica la existencia de La Ley de Patrimonio Cultural de Castilla y León que protege, entre otros, al Acueducto de Segovia y considera un delito cualquier daño que se le pueda ocasionar.

Sigue leyendo en El Norte de Castilla.