ICAL

Valladolid recupera la normalidad tras la fuerte tromba de agua que inundó la ciudad

El servicio de Emergencias 112 y los bomberos gestionan entre las 21.20 y 22. 30 más de un centenar de avisos sólo en la capital por la lluvia

Valladolid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Valladolid va recuperando poco a poco esta mañana la normalidad después de la fuerte tormenta de la pasada noche que anegó prácticamente la ciudad. De la tremenda tromba de agua, que descargó 34 litros en poco más de una hora, dan cuenta los numeross avisos que recibieron tanto los Bomberos de la ciudad como la sala del 112 Castilla y León. El Centro de Emergencias gestiónó un total de 150 avisos entre las 21:20 y las 22:30 horas a causa de incidencias relacionadas con la lluvia; de ellas, 132 han sido en Valladolid capital, según informaron fuentes del servicio. Respecto a los Bomberos, atendieron cerca de 180 llamadas

Inundaciones en la vía pública, con sumideros saturados de agua, y en los portales, bajos comerciales, viviendas o bodegas fueron las principales causas de los avisos, a las que se suman filtraciones de agua, por obstáculos en la calzada y peligros de circulación con balsas de agua en vía pública, presencia de ramas, alcantarillas levantadas, semáforos averiados, entre otros. Vehículos atrapados y aplastados por ramas, desprendimientos de tejados y las mencionadas inundaciones han sido los principales destrozos de esta fuerte tromba que también estuvo acompañada de vientos superiores a los 50 kilómetros por hora.

Los bomberos de la capital también se vieron desbordados por las llamadas en las que solicitaban su servicio. Pasadas las doce de la noche aún seguían extrayendo vehículos en la calle Joaquín Acosta de la capital, donde el agua llegaba a la cintura de los conductores. Algunos de ellos abandonaron precipitadamente el coche por miedo a que les arrastrara el agua. Asimismo, el agua obligó a cortar el tráfico en los túneles de Vadillos, San Isidro y de Labradores y la intensidad de la lluvia generó problemas en la carretera de acceso a Zaratán donde los vehículos han quedado bloqueados por la tormenta.

A esta hora, el tráfico en la ciudad presenta una situación de normalidad puesto que los túneles están abiertos y la única vía principal que permanece cortada es Padre José Acosta desde Mieses, en dirección salida.

Fuentes de los Bomberos de Valladolid indicaron a Ical que han trabajado durante toda la noche para atender las demandas de los vecinos y los servicios de emergencias. A esta hora solo quedan pendientes retirar árboles de la vía pública o jardines, así como farolas que se vieron afectadas por la fuerza del viento y la lluvia. Anoche, a través de las redes sociales, Bomberos Valladolid reconocía que el grupo de retén llegaba «con muchos problemas al parque para reforzar la plantilla», por lo que habían decidido priorizar aquellos avisos más urgentes.

El personal de Protección Civil estuvo trabajando durante cinco horas con un total de 12 efectivos en tres dotaciones desplegadas para restituir la normalidad en distintas zonas de Valladolid.