Rosa Valdeón, en una imagen de archivo, da las explicaciones tras su anterior positivo en septiembre de 2016
Rosa Valdeón, en una imagen de archivo, da las explicaciones tras su anterior positivo en septiembre de 2016 - ICAL
Política

Valdeón abandona la política tras otro positivo en alcohol en poco más de un año

La exvicepresidenta de la Junta deja su escaño por el PP en las Cortes tras sufrir un accidente en Salamanca

Actualizado:

Rosa Valdeón ya no es procuradora en las Cortes de Castilla y León y dice adiós a la política. Ayer registró su renuncia al acta de procuradora del Partido Popular por Zamora que logró en las elecciones autonómicas de mayo de 2015. Un nuevo positivo en alcoholemia al volante en poco más de un año llevó ayer a la exvicepresidenta de la Junta a presentar su renuncia, según argumentó en un breve comunicado de poco más de tres líneas enviado por ella misma, por «motivos personales».

Detrás de su adiós al Grupo Popular y al único cargo político que mantenía está un nuevo accidente de tráfico con alcohol de por medio. Se une al que protagonizó el 9 de septiembre de 2016, cuando, tras golpear a un camión en una maniobra de adelantamiento en la A-6 (Madrid-A Coruña) a la altura de la localidad abulense de Orbita, dio positivo -casi triplicando la tasa de alcohol permitida- cuando los agente de la Guardia Civil le dieron el alto en Morales del Vino (Zamora), a 90 kilómetros de lugar del incidente.

Esta vez, los hechos ocurrieron el jueves por la noche en Salamanca capital. Sobre las 23.05 horas, una llamada al Servicio de Emergencias 112 alertaba de una colisión de un vehículo contra una señal de tráfico en una pequeña rotonda, aunque sin heridos, en la zona de Ciudad Jardín. Al volante del todoterreno implicado estaba Rosa Valdeón, que al parecer volvía a casa -tiene una vivienda en Villares de la Reina, una localidad próxima a la capital charra- tras disfrutar de una cena con amigos.

El vehículo de Valdeón, inmovilizado
El vehículo de Valdeón, inmovilizado - ÁNGEL ALMEIDA/LA GACETA DE SALAMANCA

En el lugar del suceso, la Policía Local, que había recibido el aviso, sometió a la ya exprocuradora a la correspondiente prueba de alcoholemia. Dio positivo y pidió a los agentes que le realizaran un contraanálisis, prueba que no reclamó la otra vez. El análisis de sangre realizado en el Complejo Asistencial de Salamanca corroboró que Valdeón volvía a triplicar máximo permitido al volante, por lo que el caso fue trasladado al Juzgado de Instrucción de Salamanca, que investiga el caso, informa Efe.

Ocho meses sin carné

Y no será la primera vez que la política zamorana (Toro, 1960) tendrá que presentarse ante el juez por un siniestro de tráfico mezclado con alcohol. De hecho, hace poco más de dos meses que había recuperado el carné de conducir. El magistrado se lo había retirado por ocho meses y dos días mediante sentencia dictada en diciembre de 2016. Un fallo de conformidad aceptado por la propia Valdeón con el que se evitó sentarse en el banquillo y también vio rebajada la pena, que podría haber sido de hasta un año y tres días sin permiso para manejar vehículos a motor y ciclomotores.

Además, el juez del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León acordó imponerle una multa de 12 euros al día, en total 1.800 euros, un tercio menos del castigo inicialmente fijado por el acuerdo de conformidad alcanzado. En el fallo del Alto Tribunal -entonces era aforada- la consideró «autora criminalmente responsable de un delito de conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas».

Aunque tras destaparse los hechos ocurridos el 9 de septiembre de 2016 Valdeón aseguró que únicamente había tomado «dos cervezas» y apenas había dormido la noche anterior a cometer lo que calificó como «error e imprudencia», horas después de comparecer renunció a sus cargos como vicepresidenta de la Junta de Castilla y León y consejera de Empleo, a los que había accedido en julio de 2015.

Se mantuvo entonces como procuradora. «¿Usted dimitiría por una multa?», cuestionó al conocer la pena por aquello y conservando su acta en el Parlamento regional. Del banco azul del Gobierno en primer fila del hemiciclo fue desplazada a la segunda, pero con la llegada deAlfonso Fernández Mañueco a la Presidencia del PP en sustitución de Juan Vicente Herrera, la reorganización y distribución de los escaños en el grupo relegó a la zamorana a la última fila, donde ha mantenido una posición discreta.

En principio, Manuela Crespo Calles, alcaldesa de Moreruela de los Infanzones, ocupará el puesto de Valdeón en las Cortes. La intención del Grupo Popular es que pueda tomar posesión de su acta en el pleno previsto para el martes, en el que se debatirán las enmiendas a la totalidad del Proyecto de Presupuestos de la Comunidad para 2018.

Licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad de Salamanca y especialista en Recursos Humanos y Planificación Sanitaria por la UNED, Rosa Valdeón es funcionaria del Cuerpo de Inspectores Médicos. Herrera le encomendó en 2003 poner en marcha la nueva Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades, puesto en el que estuvo hasta 2007, cuando dio el salto a la política municipal, siendo alcaldesa de Zamora durante dos legislatura. Con buena relación con el presidente de la Junta, Herrera le rescató de nuevo para el ámbito regional en 2015 y le nombró su numero dos como, recuperando el cargo de vicepresidente del Gobierno regional. Estaba llamada a suceder a Herrera, quien no ocultó su predilección por la zamorana para tomar el relevo. El jefe del Ejecutivo, quien dijo negarse a que «masacren» a Valdeón por los hechos de 2016 auguró en septiembre de ese año incluso que ésta tenía futuro político. «He analizado los hechos, son injustos y no suficientemente documentados, no se puede pedir a Rosa Valdeón que se realice un harakiri», aseveró.