Unos trabajos forestales, posible causa del fuego que arrasó 1.100 hectáreas en Segovia

Unos trabajos forestales, posible causa del fuego que arrasó 1.100 hectáreas en Segovia

ISABEL JIMENO
SEGOVIA Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Controlado, pero no extinguido. Así continúa el incendio que a primera hora de la tarde del miércoles se declaró al norte de Segovia, en el término municipal de Honrubia de la Cuesta, junto a la autovía A-I, en el límite con la provincia de Burgos, y que ha arrasado cerca de 1.100 hectáreas de arbolado y pastos. Es el incendio de mayores dimensiones que se registra en Castilla y León en lo que va de verano. De hecho, hasta entonces habían ardido en la Comunidad unas 500 hectáreas, superficie duplicada en este siniestro, que ha movilizado un amplio dispositivo de medios humanos y materiales de diferentes administraciones, entre ellos 170 efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME) con base en León en la que es su primera gran intervención de la Comunidad en un suceso similar desde que se creó hace dos años. Cuadrillas, técnicos, sanitarios, bomberos, además de 5 aviones, 14 helicópteros, 27 autobombas y 11 máquinas pesadas precedentes de varias provincias, incluida Madrid, se sumaron al operativo.

«Excelente coordinación»

Precisamente, la «excelente coordinación» entre los diferentes servicios fue lo que resaltaron tanto la ministra de Defensa, Carmen Chacón, como el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, en la visita que ambos realizaron juntos a primera hora de la tarde de ayer al lugar de los hechos, donde alabaron el trabajo realizado por los equipos de intervención, coordinados por un centro habilitado junto a la A-I.

En total, 467 personas de diversas administraciones han participado en las labores de extinción desde que se detectó el humo, sobre las 13.30 horas del miércoles. El cambio de dirección del viento, frecuente en esta zona, próxima al parque eólico de la sierra de Pradales, dificultó las labores, aunque a mediodía de ayer el Centro Provincial de Mando de la Junta de Castilla y León en Segovia declaró que el fuego ya estaba controlado, aunque los trabajos continúan «intensamente» en la zona para evitar rebrotes. Después de una intensa y tensa noche de trabajo, por la mañana la situación comenzó a mejorar y a las 9.15 el delegado territorial, Luciano Municio, rebajó del 2 al 1 (en una escala de 0 a 3) el nivel de gravedad, que activó a las 16.00 horas del miércoles por la proximidad del fuego a la A-I, por la que llegaron a saltar las llamas, y núcleos de población como Moral de Hornuez, cuyos vecinos fueron desalojados al anochecer ya que la densa columna de humo se dirigía hacia allí.

A esa misma hora, el centenar de habitantes de esta localidad segoviana pudo regresar a sus casas tras pasar la noche en el polideportivo, albergue y hostales de Boceguillas y el tráfico quedó completamente normalizado en las carreteras afectadas, incluida la autovía Madrid-Burgos, que la tarde anterior permaneció cortada en ambos sentidos durante varias horas, provocando importantes retenciones en la zona, pese a los desvíos habilitados.Aunque las causas aún se siguen investigando y el Fiscal Coordinador de Medio Ambiente, Antonio Vercher, aseguró en declaraciones a Ep que estudiará si habido negligencia, según avanzó el vicepresidente y consejero de Economía, Tomás Villanueva, en la visita al lugar del siniestro, las primeras hipótesis apuntan a que una chispa que saltó de una máquina que trabajaba en la zona en labores forestales pudo ser el motivo del incendio que se inició en el término de Honrubia de la Cuesta y se propagó también por los de Moral de Hornuez, Pradales y Villalvilla de Montejo. En total, y a falta de descontar las zonas interiores no afectadas, las llamas devoraron 1.075 hectáreas de pastos (72 hectáreas), matorral (401) y arbolado (602), fundamentalmente de pinos, robles, encinas y sabinas, entre ellas una importante masa de alto valor ecológico del sabinar de Moral de Hornuez, con ejemplares centenarios, una zona próxima al Parque Natural de las Hoces del Río Riaza.

Otro fuego en León

Al igual que ocurrió el miércoles en Segovia, la cercanía de un pueblo -Otero de Naraguantes-, en esta ocasión en León, obligó ayer al Gobierno regional a declarar el nivel 2 en un incendio que comenzó a las 17.00 horas, que ha arrasado varias hectáreas de monte y que aún permanecía activo a última hora de la tarde de ayer, aunque ya se había rebajado la alerta a nivel 0.