La rebaja de tasas entrará en vigor de cara al próximo curso 2019-2020
La rebaja de tasas entrará en vigor de cara al próximo curso 2019-2020 - F. HERAS

Los universitarios pagarán 269 euros menos con la bajada del 20% de las tasas

Los precios de las matrículas estarán por primera vez por debajo de la media nacional

ValladolidActualizado:

Más baratas, unos 269 euros de media respecto a este curso, será las tasas universitarias en las cuatro universidades públicas de Castilla y León (Burgos, León, Salamanca y Valladolid) tras la bajada para la primera y segunda matrícula aprobada ayer, vía decreto, por la Junta para su entrada en vigor de cara al periodo lectivo 2019-2020. El texto, que deberá ser convalidado ahora por las Cortes, fija una reducción del 20,2 por ciento en comparación con los vigentes ahora para las enseñanzas de grado. Ésta, unida a la mengua del 5 por ciento ya aplicada de cara a este curso, eleva el descenso de las tasas universitarias a un 24,2 por ciento si se compara con el periodo 2017-2018, lo que se traduce en que los estudiantes abonarán, de media, 335 euros menos para una matrícula de 60 créditos.

Así, el precio medio por crédito, en primera matrícula, se quedará en 17,38 euros, lo que se sitúa por debajo de la media española, cifrada en 17,55 euros, según la estadística de precios públicos universitarios de este último curso publicada por el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades. Algo «inédito», pues es «la primera vez» desde que la Junta de Castilla y León asumió en 1995 las competencias en materia de educación universitaria en la que ocurre, según destacó ayer la portavoz del Gobierno regional, Milagros Marcos.

De hecho, en el curso 2011-2012, antes de la subida de los precios públicos en medio de la crisis económica, la cuantía del crédito universitario estaba en Castilla y León por encima de la nacional: 16,07 euros frente a 15,34. Con esta nueva rebaja se quedará de media ligeramente por debajo.

Marcos incidió en que esta medida hará que «todos» los alumnos -unos 57.000 entre las cuatro universidades públicas de Castilla y León- estén «becados». La mitad de ellos, precisó la también consejera de Agricultura y Ganadería, «al cien por cien»; la otra, «como máximo» pagará el «once por ciento» del coste real de la matrícula, teniendo en cuenta que se financia con «fondos públicos el 89 por ciento». Ahora, los ingresos que perciben estas instituciones docentes por precios públicos cubren entre el 15 y el 25 por ciento del coste real de las enseñanzas en primera matrícula, «de modo que la mayor parte» de la financiación universitaria se hace con cargo a los Presupuestos de la Comunidad.

Para hacer frente a esta nueva rebaja en las tasas, se requerirá un «esfuerzo presupuestario importante», señaló Marcos, pues las Cuentas autonómicas deberán reservar otros 20 millones de euros al año de fondos públicos para «garantizar esta reducción».

Víctimas de violencia, exentas

El decreto -fórmula utilizada para poder aprobar la comprometida rebaja de tasas ante la falta de una Ley de Presupuestos Generales de la Comunidad para este año- mantiene también la exención de tasas en ciertos casos. Por ejemplo, a los alumnos de primer curso que acrediten matrícula de honor global en segundo de Bachillerato o FP de Grado Superior, premio extraordinario o medalla en las olimpiadas de Matemáticas, Física, Química, Biología o Economía. También para las personas con discapacidad, víctimas de actos terroristas, miembro de familia numerosa o hijos de mujeres fallecidas por violencia de género. Y, como novedad, también contempla que no pagarán precios públicos las propias víctimas de violencia de género.