ABC

Los universitarios internacionales de Schiller visitan la sede de Global Exchange en Salamanca

Los estudiantes conocen en su sede, en Carbajosa de la Sagrada, el modelo de negocio de la compañía y su funcionamiento

ABC
SalamancaActualizado:

Los alumnos de Schiller International University tuvieron la oportunidad de conocer las instalaciones de Global Exchange, la segunda empresa más importante del mundo especializada en prestar servicio de cambio de moneda en aeropuertos internacionales y otros ámbitos de gran afluencia turística. El objetivo de la visita a la sede de la empresa, ubicada en Carbajosa de la Sagrada, Salamanca, fue mostrar a los estudiantes internacionales el modelo de negocio de la compañía y el funcionamiento de ésta, no solo en España sino también en los 22 países en los que opera, según han señalado fuentes de la compañía en un comunicado.

Para ello, el presidente y CEO del Grupo Global Exchange, Isidoro Alanís, recibió a los alumnos internacionales con los que habló del pasado, presente y futuro de la empresa de intercambio global, de los factores clave del competitivo mercado aeroportuario y de la importancia de la innovación tecnológica en un negocio con una red de alrededor de 310 oficinas distribuidas en 56 aeropuertos internacionales en los cinco continentes.

Durante el encuentro, Alanís, mandó un mensaje claro a los alumnos, «si tenéis una idea, llevadla a cabo, no esperéis». Y es que «una compañía con una clara visión internacional puede surgir en cualquier punto del mundo, incluso en una pequeña ciudad de Salamanca, como Fuentes de Oroño, donde nació Global Exchange», señaló, según recoge el mismo comunicado. También incidió en la importancia de preservar los valores de la empresa. En Global Exchange, comentó Alanís, «nuestra actividad se basa en unos solidos valores que han regido nuestro funcionamiento desde los inicios de la compañía en el año 1996, y que siguen presidiendo cada una de las acciones que llevamos a cabo y nos diferencian de otras empresas del mercado». Entre ellos, Alanís destacó «el estricto cumplimiento de la legalidad de cada país, la importancia del capital humano, la excelencia en la atención al cliente o, actualmente, la aplicación de nuevas tecnologías».