Fernando Rey junto a los rectores de las universidades de Burgos, Valladolid y León y el vicerrector de la Usal
Fernando Rey junto a los rectores de las universidades de Burgos, Valladolid y León y el vicerrector de la Usal - ICAL

Las universidades se unen para atraer profesores, alumnos e investigadores extranjeros

Trabajarán en red y la Junta financiará iniciativas de internacionalización en áreas como la enseñanza del español

Valladolid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

«Si avanzamos en la educación on line, la internacionalización y la investigación estaremos dando un mejor sistema universitario y un buen servicio a la sociedad de Castilla y León». Así concluía ayer Fernando Rey, consejero de Educación, su intervención en la presentación de la puesta en marcha de un consorcio formado por las cuatro universidades públicas de la Comunidad (Valladolid, Salamanca, Burgos y León) para implementar la internacionalización del sistema universitario regional.

Precisamente una de estas «patas» imprescindibles para mejorar la calidad de la enseñanza en un entorno tan «competitivo» como el universitario es lo que persigue esta futura suma de esfuerzos cuyas intenciones se avanzaron ayer con una puesta en escena en la que tres rectores y un vicerrector de Relaciones Internacionales destacaron la importancia de ir de la mano bajo el paraguas de la Consejería de Educación.

Un viaje a Texas el pasado mes de enero fue el germen de esta iniciativa -de hecho, entre los propios implicados ya se conoce como el «pacto de El Álamo»-. Entre sus objetivos, explicaron ayer los implicados se encuentra el de atraer estudiantes universitarios de español; pero que va más allá, avanzó el propio consejero, ya que se está trabajando en propuestas como la creación de másteres conjuntos, la adscripción de campus extranjeros y la formación de profesionales bilingües en todos los ámbitos, más allá del simple intercambio de profesionales ya en marcha.

Esta nueva colaboración interuniversitaria, para la que Rey comprometió financiación en iniciativas concretas -sin avanzar cantidades- se sumaría a otras existentes como el consorcio de «Bibliotecas Universitarias de Castilla y León» -cuyo objetivo es el intercambio de información bibliográfica, la racionalización de recursos económicos para su mantenimiento y el aumento de las colecciones-, y el denominado «Infraestructuras en red», mediante el cual las cuatro instituciones académicas comparten equipamiento científico-técnico.

La investigación, pendiente

Rey destacó que esta iniciativa surge sin menoscabo de que cada una de las cuatro instituciones académicas continúen con sus planes estratégicos de internacionalización y siendo independientes a la hora de gestionar su evolución, lo que no quita para que puedan emprender acciones conjuntas para resultar más interesantes y atractivas para estudiantes, profesores e investigadores, como han hecho ya en colaboraciones puntuales con países como Estados Unidos, Marruecos o Argelia. «No es fácil que los rectores tengan esta visión estratégica», puntualizó el consejero, quien dice haberse encontrado en estos actuales equipos con personas de «una calidad humana extraordinaria y una capacidad empática y de coordinación y cooperación por el bien común».

Ese buen hacer, señaló, ha permitido en esta última legislatura que el crecimiento de la oferta haya sido colaborativo y avanzar en el campo de la estrategia «on line», aunque admitió que le hubiese gustado progresar en el tema de la investigación «por encima de las fronteras universitarias».

Rey destacó la importancia de que las cuatro universidades públicas trabajen de la mano «en un contexto mundialmente muy competitivo. «La internacionalización es la respuesta de la educación superior a los problemas de la globalización», significó al respecto la directora general de Universidades, Pilar Garcés. Por su parte, los rectores de la Universidad de Valladolid y León, Antonio Largo y Juan Francisco García, agradecieron la «actitud» y «compromiso expreso» de la Junta ante esta propuesta.

«Lo realmente innovador es que las cuatro universidades públicas vayan de la mano en proyectos concretos bajo el paraguas de la Consejería», destacó al respecto el máximo representante de la Universidad de Burgos, Manuel Pérez. «Tenemos un potencial enorme que si lo ponemos en común salimos ganando», sostuvo al respecto el vicerrector de Relaciones Internacionales de la Usal, Efrem Yildiz, para quien «pensar en el bien común del alumno sin tener en cuenta el hecho de la globalización sería un error».